El plan contra el cambio climático prevé revisar las fechas de las fiestas y actividades de Córdoba

Ola de calor en el primer sábado de la Feria

Este lunes, la Junta de Gobierno Local aprobó el documento inicial del Plan Municipal contra el Cambio Climático para la ciudad, que prevé tomar más de 80 medidas valoradas en 63 millones de euros para hacer frente a la situación actual y futura en el municipio. En Córdoba, el gran efecto del cambio climático está en las elevadas temperaturas que se alcanzan en el casco urbano con cada vez más frecuencia y con olas de calor más encadenadas y duraderas.

Ante ello, destaca una de las medidas habilitadas en el documento y que los redactores han titulado: “Estudio de la incidencia del cambio climático en las fiestas populares y programación de actividades culturales”. Los redactores del plan, la empresa sevillana Grupo Considera, que se ha hecho con el contrato por valor de 13.673 euros (impuestos incluidos)y que es la misma empresa que ha redactado el Plan Estratégico de la Ciudad de Córdoba 2020-2030, señalan que “la mayor parte de las fiestas en Córdoba se concentran de mayo a septiembre”, que es cuando más calor hace. “La asistencia y disfrute de estos eventos, que tienen lugar al aire libre, pueden verse afectados por el aumento de temperaturas debido al cambio climático, tanto a la afluencia de población cordobesa como de turistas, influyendo directamente en el sector de la hostelería y el comercio”, señalan.

Ante ello, proponen “realizar un estudio en profundidad sobre la incidencia del cambio climático en las fiestas populares y programación de actividades culturales para adoptar medidas de adaptación como puedan ser la conveniencia del traslado a otras fechas de algunas de estas fiestas o la promoción de visitas en meses menos calurosos”, señala el documento.

Para ello, se ha previsto una partida de 10.000 euros. El estudio se hará durante el próximo año, mientras que está previsto que las medidas se puedan ir implementando hasta el año 2030 de manera progresiva, señalan.

El documento está repleto de propuestas. Muchas de ellas son bien conocidas (como completar el cinturón verde de parques, que todos los vehículos de los que disponga el Ayuntamiento en el futuro dejen de usar combustible de origen fósil o dotar a todos los edificios municipales de placas solares, además del fomento del autoconsumo). Pero hay otras novedosas. Así, el plan prevé que el Ayuntamiento se dote de un sistema de alerta climática dirigida a los ciudadanos. Así, los avisará de que están previstas altas o bajas temperaturas, tormentas, vientos intensos o altas concentraciones de contaminación.

Por otra parte, también se prevé que el Ayuntamiento habilite sus edificios municipales como “refugios climáticos”. Es decir, en épocas de calor intenso, estos inmuebles, que están climatizados (y sobre los que se piensa intervenir para mejorar su eficiencia y reducir su consumo), abran sus puertas para acoger a los pobres energéticos, aquellos que no dispongan de un techo o de que lo tengan pero al carecer de recursos para climatizarlo habitarlo sea imposible. Es el caso de las olas de calor, donde se podrían abrir edificios municipales para aliviar a muchos ciudadanos asfixiados. O el de las olas de frío, mucho más escasas en la ciudad que las primeras.

Este plan tiene que ser aún aprobado por el Pleno del Ayuntamiento de Córdoba. De momento, ha recibido el visto bueno de la Junta de Gobierno Local y ahora necesita el visado de la mayoría de concejales de la Corporación. El objetivo es que pueda entrar en vigor antes de que concluya el actual mandato municipal, en mayo de este mismo año.

Consulta aquí todas las medidas previstas en el plan:

Plan Municipal contra el Cambio Climático de Córdoba by Redacción Cordópolis on Scribd

Etiquetas
stats