El gran proyecto fallido de un centro privado de protonterapia en Córdoba

Un centro de protonterapia.

En verano de 2020, en el Ayuntamiento de Córdoba, los representantes de Mevion Medial Systems se reunieron con el alcalde, José María Bellido, el consejero de Salud, Jesús Aguirre, y el rector de la Universidad, José Carlos Villamandos, para anunciar una iniciativa que suponía “un hito de futuro”, en palabras del propio regidor: la construcción de un centro privado de protonterapia. La protonterapia es una nueva técnica para el tratamiento menos agresivo de determinados cánceres. El centro se iba a construir en una parcela del Parque Tecnológico de Rabanales 21.

Esta semana, un portavoz de Mevion ha confirmado al diario ABC Córdoba que el proyecto está en stand by y lo ha vinculado a la decisión del empresario del textil Amancio Ortega de donar dos equipos de protonterapia a la sanidad andaluza. La propia Junta de Andalucía decidió considerar como de interés público la propuesta para la construcción de un centro de protonterapia en Rabanales 21. Proyectado en el Parque Científico Tecnológico de Córdoba Rabanales 21 con una inversión inicial superior a los 42 millones, el centro estaba promovido por Ceanprotep, una UTE (unión temporal de empresas) compuesta por Ceanprotep Investigación, Dulas Servicios Sanitarios y Mevión Medial Systems. La instalación estaba prevista sobre una parcela de 1.749 metros cuadrados con una edificabilidad de 2.448 metros cuadrados.

Pero fuentes vinculadas a la compañía y también a otras entidades aseguran que el proyecto ha quedado descartado a corto y medio plazo, y que solo saldrá adelante en el caso de que la protonterapia privada tenga demanda suficiente como para atender a más pacientes de los que en principio pasarán por los equipos cedidos por Amancio Ortega.

No obstante, las fuentes detallan que el proyecto cordobés consiguió lo más difícil, que el Consejo de Gobierno lo declarase de interés público, pero no lo presuntamente más fácil: el dinero para comprar el terreno, algo que nunca llegó a suceder.

Según ha podido saber este periódico, en el verano del 2020 Rabanales 21 envió toda la propuesta y documentación necesaria a la compañía para la adquisición de la parcela en el parque tecnológico. Sin embargo, en todos estos años ha habido respuesta por parte de esta empresa, ni favorable ni desfavorable. Otras fuentes aluden también a problemas de financiación y a la viabilidad económica del proyecto.

Más allá de las causas, la puntilla definitiva a la iniciativa ha llegado con la donación de Amancio Ortega. La Junta de Andalucía tiene previsto instalar un equipo en Sevilla y otro en Málaga. El proyecto privado en Córdoba contaba con lograr la derivación de pacientes de la sanidad pública y precisamente por eso recibió la declaración de interés. Finalmente, el proyecto ha quedado congelado con grandes posibilidades de que no se ejecute ni a medio plazo.

La protonterapia es una modalidad especial de radioterapia que utiliza protones en vez de rayos X o electrones, que permite una liberación más localizada de la radiación, lo que comporta una mejor distribución de la dosis y una menor irradiación del tejido sano circundante disminuyendo los efectos adversos tardíos en los órganos y tejidos que rodean al tumor y reduciendo el riesgo de desarrollar segundos tumores.

Etiquetas
stats