Galgos del Sur alerta de que los abandonos de perros de caza baten récords y no cesan

La protectora Galgos del Sur rescata varios perros de la perrera municipal

La Asociación Protectora de Animales Galgos del Sur, ubicada en Villafranca de Córdoba (Córdoba), ha alertado de que el abandono de galgos y perros de caza por parte de cazadores y galgueros “ha superado en lo que va de año todos los registros anteriores y ya no se ciñe al final de la temporada de caza”, sino que “es constante a lo largo de todo el año y no cesa ni siquiera en los meses de verano”.

En este sentido y en una nota, la protectora ha detallado que esta alerta coincide con el rescate de otros nueve galgos de la perrera municipal de Córdoba llevado a cabo este jueves por Galgos del Sur. Se trata de perros que habían sido previamente abandonados allí por los propios galgueros cuando dejaron de serles útiles como herramientas para sus actividades. Con estos nueve galgos, ya son 219 perros de caza rescatados por Galgos del Sur desde el 1 de enero, en su mayoría galgos.

Se trata de unas cifras “muy altas y sin precedentes para estas fechas, teniendo en cuenta que aún quedan los meses de final de año, en los cuales se suelen recoger muchos galgos atropellados en las carreteras, lesionados por la caza y posteriormente desechados, además de los primeros descartes masivos de perros que los cazadores realizan entre noviembre y diciembre”.

La presidenta de Galgos del Sur, Patricia Almansa, ha hecho hincapié en que las cifras de abandonos son “alarmantes y superiores a las de años anteriores”, recalcando que, “desde que Galgos del Sur se fundó en 2010, nunca habíamos rescatado una cifra tan alta de galgos y otros perros de caza a estas alturas de verano”.

“Ni siquiera estamos en agosto y ya llevamos 219 solo en nuestra protectora. Sumando los rescates del resto de protectoras de Andalucía y de España, podemos hacernos una idea de la situación tan insostenible que estamos viviendo”, ha lamentado.

“Antes, los abandonos se concentraban entre el periodo de la temporada de caza de liebre con galgo, entre octubre y enero; y el final de la temporada de caza, en febrero y marzo. Esto ya no es así y lo que detectamos es un 'chorreo' constante e interminable de galgos desechados”, ha añadido.

Según Almansa, el detonante de este incremento de perros abandonados y posteriormente rescatados está en “los descartes que los galgueros hacen de cara a la próxima temporada”. “Cada año, los cazadores hacen una selección de los galgos que van a utilizar en la siguiente temporada, ya que no están dispuestos a mantener y alimentar a ningún perro que ellos consideren ya desde muy corta edad que no sirve para cazar. Y esta selección se produce mucho antes del inicio de la temporada”, ha explicado.

“Lo que ocurre después de esta criba es que buscan cualquier forma de deshacerse de ellos, en la mayoría de casos de forma cruel, ya que muchos de estos perros no tienen la suerte de ser rescatados por una protectora y pierden la vida”, ha asegurado Almansa.

Por último, Galgos del Sur ha manifestado su “alto grado de preocupación” por el “apoyo y amparo legal que tanto el Gobierno de España como la Junta de Andalucía siguen brindando al colectivo de cazadores”, permitiéndoles seguir “de forma impune” con sus prácticas de “cría y desecho masivo de perros que no sirven para la caza”.

Una situación que, según la protectora de animales, “no va a cambiar” con las próximas leyes de protección animal, tanto de ámbito nacional como autonómico, ya que “no atacan la base del problema y se limitan a dar una falsa apariencia ante la sociedad de que se hace algo para proteger a los animales”.

Etiquetas
stats