La nueva avenida de Trassierra se va convirtiendo en realidad. El trazado urbano histórico de esta popular avenida ya se ha convertido en ruinas y cascotes, después de que las máquinas hayan demolido a destajo en los últimos días las viviendas expropiadas.

Una demolición que hace semanas se llevó por delante el edificio que acogió el histórico bar El Pireo, y que ha continuado desde entonces, con la idea de convertir la calle en una avenida de cuatro carriles que conecta los nuevos barrios del Poniente y el Norte de la ciudad con el centro, a través de las propias estaciones de autobuses y de tren.

Los trabajos fueron adjudicados a Demoliciones Córdoba, que tienen un plazo de dos meses de obra para concluirlos. Una vez demolidas las construcciones, expropiadas hace años, se construirá un acerado provisional similar al que hay en la zona de Las Moreras para el tránsito peatonal.

El proyecto de obra para la reforma de la avenida está ya listo pero no se puede enviar a Contratación hasta que no esté disponible el suelo para hacer los trabajos. Según Rafael Ruiz, arquitecto de la Gerencia, unos cuatro o cinco meses después estará contratada la obra, que se ejecutará, por tanto, durante los próximos meses.

Etiquetas
Etiquetas
stats