Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
La portada de mañana Viernes, 14/06/2024

A contratación el proyecto de la planta de biorresiduos donde moscas soldado generarán fertilizante

Complejo medio ambiental de Sadeco | ÁLEX GALLEGOS

Carmen Reina

0

La empresa municipal de saneamientos de Córdoba, Sadeco, acaba de sacar a licitación el contrato para la redacción del proyecto de construcción de una nueva nave para el Complejo Medioambiental Juan Revilla donde se tratarán biorresiduos y se generarán, con parte de ellos, miles de toneladas de fertilizante natural, gracias a la biodigestión con larvas de moscas soldado.

Este proyecto tiene el objetivo de cumplir los objetivos europeos de recuperación de biorresiduos, recuperación de materiales reciclables y valorizables y la reducción de los residuos que tienen que acabar en el vertedero. “Se pretende recuperar y dejar de depositar en vertedero la materia orgánica contenida en el rechazo”, unas 15.000 toneladas al año, precisa el pliego del contrato licitado, consultado por este periódico.

La nueva planta se contempla dentro del programa Sadeco 5.0, para el que la empresa municipal ha obtenido una ayuda de los fondos europeos Next Generation de 5,8 millones de euros del total de 6,4 de presupuesto.

La nueva planta de biorresiduos en el Complejo Medioambiental aprovechará parte de los residuos orgánicos que desechan los cordobeses para generar fertilizante. Ese proceso para convertir los residuos en fertilizante se realizará con ayuda de larvas de mosca soldado, empleadas en esa función que otorga sostenibilidad al aprovechamiento de la basura.

A través de este método de generación de fertilizante, Sadeco quiere aumentar la eficacia del reciclaje de la materia orgánica, además de conjugar el respeto al medio ambiente y disminuir los recursos empleados en obtener fertilizante. Si ahora son necesarias 12 semanas en el sistema de compostaje, con las larvas de moscas soldado se hará en solo dos semanas. Además, ese menor tiempo también tendrá un menor impacto de mal olor y se logrará fertilizante para beneficio agrícola.

La redacción del proyecto sale a contratación con un presupuesto base de 70.000 euros y recoge que esta nueva nave de Sadeco tendrá unas dimesiones aproximadas de 100 x 40 x 10 metros. Servirá para mejorar la línea actual de procesado de la fracción orgánica de residuos que recoge la empresa municipal.

Pretratamiento de residuos y biodigestión

El proyecto prevé que la nueva planta de biorresiduos incluya dos procesos: uno primero de pretratamiento de flujo de rechazos de línea de tratamiento de biorresiduos generados en el Complejo MedioAmbiental y uno segundo para la biodigestión con la que se generará el fertilizante.

El pliego que ha salido a contratación explica que, en el primero, se obtendrán los biorresiduos, de manera que se permita, por un lado, “recuperar la materia orgánica en condiciones óptimas para su procesado mediante biodigestión y, por otro, extraer aquellos materiales reciclables y/o valorizables que forman parte de los impropios de esta recogida separada”. 

Sadeco calcula que, actualmente, el 34 % de los biorresiduos recogidos separadamente pasan al flujo de rechazo, porcentaje que se espera reducir hasta un 29 % con la mejora de la línea a realizar mediante Fondos Next Generation a lo largo de 2024. Se estima un volumen anual de 15.000 t/año de materia orgánica limpia generada en la fase 1 que podrá procesarse por las larvas en la fase 2. Esa fase dos es el proceso de tratamiento mediante biodigestión con larvas de la fracción biorresiduos obtenida en el pretratamiento. Las larvas utilizan la materia orgánica como alimento durante todo su ciclo y, sus excrementos, serán los que conformen el fertilizante.

Capacidad para generar hasta 15.000 toneladas de fertilizante

El proyecto indica, de cara al dimensionamiento de la capacidad del primer proceso, que se procese 30.000 toneladas al año procedentes del flujo de rechazo de la fracción orgánica en un solo turno y que, con el segundo proceso, de biodigestión aeróbica por larvas, se dimensiona para procesar 15.000 toneladas al año.

Así, la nave deberá contar con fosos, equipos y cintas transportadoras necesarias para el pretratamiento del flujo de residuos y su adecuación para el siguiente proceso, donde habrá una zona de oficina , aseos y vestuario, laboratorio, una zona de recepción de residuos, zona de pretratamiento, la zona de biodigestión formada por vasos aislados de hasta 8 metros de altura, zona de postratamiento y depósito de producto final.

El proyecto que Sadeco requiere prevé que la nave industrial deba diseñarse para que permita ampliarla lateralmente para albergar en el futuro una planta de tratamiento de plásticos.

Los interesados en presentar su oferta a la licitación de la redacción del proyecto para levantar esta planta pueden presentar sus ofertas hasta el 12 de junio.

Etiquetas
stats