Confirmada la presencia de gripe aviar en el quebrantahuesos muerto en el Zoo de Córdoba

Un ejemplar de quebrantahuesos.

Los resultados del análisis que se estaba practicando sobre el quebrantahuesos muerto en el Zoo de Córdoba han confirmado la presencia del virus de la gripe aviar. Así lo ha confirmado este lunes la primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de la capital, Isabel Albás.

Este quebrantahuesos falleció el pasado 27 de mayo y sobre su cadáver se estaban practicando las pruebas pertinentes para conocer si también había sido afectado por el Virus de la Influenza Aviar (H5N1), por el que también han muerto otros tres animales del Zoo y se analiza otro caso además. Hasta el momento, han fallecido cinco animales del Zoo y el centro se ha cerrado al público.

El pasado viernes, el Ayuntamiento acordaba cerrar durante 15 días el Centro de Conservación Zoo Córdoba como medida para prevenir la transmisión y propagación del Virus de la Influenza Aviar (H5N1) por parte de los ejemplares visitantes que eventualmente podrían actuar como potenciales vehículos de transmisión del virus, así como eliminar la posibilidad que algún usuario pueda contagiarse e infectarse con el virus de gripe aviar, según ha informado a través de una nota de prensa. La duración de este cierre preventivo podrá ser ampliable si es necesario por indicación de las autoridades sanitarias, advertían.

Se conocía entonces que los resultados del laboratorio de referencia, dependiente de la Dirección General de Sanidad de la Producción Agraria, que se encuentra en Algete y pertenece al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA, habían determinado la presencia del virus.

Han sido tres ñandúes (Rhea americana) y dos cisnes (Cygnus olor) los animales que murieron durante los días 26 y 27 de mayo con sintomatología y lesiones compatibles con Gripe Aviar o Influenza Aviar de alta patogenicidad (IAAP). En tres de estos animales testados a antígeno de Gripe Aviar se dieron resultados positivos. Además de estos animales mencionados, el día 27 de mayo murió un ejemplar de quebrantahuesos (Gypaetus barbatus), del que ahora se ha confirmado que también tenía gripe aviar.

A partir del día 27 de mayo y con una sospecha fundada de Gripe Aviar, se comunicó a las autoridades sanitarias correspondientes (Oficina Comarcal Agraria) el proceso patológico que se está produciendo en el Centro de Conservación y se implementan las medidas de bioseguridad ya existentes, tanto para los animales de la colección, como para el personal trabajador y público visitante.

Albás ha señalado que “seguimos trabajando de la mano de Salud” sobe este asunto para “seguir llevando a cabo las medidas necesarias”, entre las que ha citado “las pruebas necesarias” al personal del Zoo.

Etiquetas
stats