El Ayuntamiento estudia pedir que la libertad de horario en el comercio se decrete para los meses de mayor afluencia turística

Cordobeses de compras en una imagen de archivo | ÁLEX GALLEGOS

El Ayuntamiento de Córdoba está estudiando solicitar a la Junta de Andalucía que la libertad de horario en los comercios asociada a las Zonas de Gran Afluencia Turística se decrete para los meses de mayor llegada de visitantes a la ciudad, que serían abril, mayo, septiembre y octubre. Así lo ha expuesto el delegado de Comercio, Antonio Álvarez, en el Pleno extraordinario del Consistorio que ha desistido de la solicitud de declaración de Córdoba como Zona de Gran Afluencia Turística que había sido otorgado para toda la ciudad y durante todo el año.

Una vez desistido de ello -con el voto a favor por unanimidad de todos los grupos políticos-, Álvarez ha señalado que “se prevé que lo que haga la Junta con Córdoba, al ser una ciudad de más de 100.000 habitantes y con más de 600.000 pernoctaciones. es que abra la tramitación de oficio en la que dará traslado al Ayuntamiento y a las partes interesadas de ello para que manifiesten los intereses que tengan. Y ahora el interés no es ir a la mayor -todo el año-, sino que la declaración sea de para toda la ciudad durante los meses que está por encima de la media en pernoctaciones”, ha explicado, señalando los citados cuatro meses.

Este lunes, el Pleno del Ayuntamiento de Córdoba se ha reunido de manera extraordinaria con un único punto en el orden del día: desistir ante la Dirección General de Comercio de la Junta de Andalucía de la solicitud de declaración de Córdoba como Zona de Gran Afluencia Turística a efectos de horarios comerciales en el casco histórico. Esta declaración daba una absoluta libertad de horario a los comercios y establecimientos de Córdoba, que podían abrir y cerrar prácticamente sin regulación alguna. Su solicitud fue muy criticada por los vecinos y por el Consejo del Movimiento Ciudadano, que consideraban que la norma iba a provocar una alteración en el descanso en los residentes del casco histórico, amenazados ya ante una gran presión turística.

El Pleno ha tomado la decisión tras la llegada de un dictamen urgente del Consejo Asesor de Comercio de Córdoba, fechado el pasado viernes.

La declaración de Zona de Gran Afluencia Turística, además de fijar las condiciones de aplicación del calendario para domingos y festivos, establece que tienen plena libertad para determinar horarios de apertura los establecimientos de pastelería y repostería; pan y platos preparados; prensa, carburantes y floristerías; las tiendas de conveniencia; los comercios instalados en puntos fronterizos, y estaciones de transporte terrestre, marítimo y aéreo.

También disponen de libertad de apertura en domingos y festivos los establecimientos que dispongan de una superficie útil de venta al público inferior a 300 metros cuadrados, a excepción de aquellos que pertenezcan a empresas o grupos de distribución que no tengan la consideración de pyme.

Finalmente, pueden abrir libremente los comercios de zonas declaradas de gran afluencia turística, que son aquellos términos municipales o parte de los mismos en los que la media ponderada anual de población es superior al número de residentes en determinadas épocas del año. En dichas zonas, la libertad de apertura solo es aplicable en los períodos y áreas que se determinen.

Etiquetas
stats