CRÓNICA

Abascal y Olona advierten al PP de que no habrá pacto de investidura: “O juntos, o no gobiernan”

Acto de campaña electoral de Vox con Macarena Olona y Santiago Abascal

Hace tres años y medio, en el primer gran mitin que dio Vox en Córdoba, semanas antes de dar la sorpresa y entrar con fuerza en el Parlamento Andaluz, el presidente nacional del partido, Santiago Abascal, hablaba de “reconquista” para referirse a las opciones que tenía su partido ante un escenario adverso. Este sábado, en el primer acto de campaña de la candidata de Vox a la Junta de Andalucía en la capital, la palabra clave ha sido otra: “rebeldía”.

Entre un mitin y otro, casi cuatro años de distancia en los que Vox ha pasado de ser la sorpresa a convertirse en una realidad parlamentaria y, desde hace meses, en un partido de Gobierno en Castilla y León. Sin embargo, sus líderes siguen jugando a situar su opción como un partido orillado por la maquinaria y el poder, “silenciado por los medios”, y por ello piden a sus votantes que se rebelen contra el sistema. Un sistema en el que, por otro lado, dejan meridianamente claro que se quieren integrar.

Porque, si algo ha dejado claro este sábado Santiago Abascal en Córdoba, es que, si el PP quiere volver a mandar en San Telmo a partir del 19 de junio, tendrá que ser con ellos. “Se acabaron los acuerdos de investidura. A partir de ahora habrá acuerdos de Gobierno. O juntos gobernando, o no gobiernan”, ha advertido el líder de Vox al candidato del PP, un Juanma Moreno, al que ha afeado que “desprecie” a los votantes de su partido, al que, asegura, no quiere ver “ni en pintura”.

“Imprescindible formar parte del Gobierno y a ser posible liderándolo”

En una plaza de San Agustín que no han conseguido llenar -el de este sábado ha sido el mitin de Abascal menos multitudinario en Córdoba desde que entraron en el Parlamento Andaluz-, el líder de Vox ha pedido al medio millar de personas que ha asistido a verle que apoyen a Macarena Olona para que lidere “el cambio real” en Andalucía, en contraposición al “cambio de broma” que, a su juicio, ha protagonizado el Gobierno de PP y Cs en los últimos tres años y medio.

No obstante, lejos del triunfalismo de la candidata (que en su discurso ha hablado en todo momento de presidir la Junta), Abascal ha reconocido que “no basta con ser necesarios”, sino que, para que el cambio real se produzca, “es imprescindible formar parte del Gobierno de Andalucía y, a ser posible, liderándolo”. En frente tiene, según ha dicho, a un PP al que ha acusado de convertirse “en cómplice de quienes quieren silenciar a Vox”, y de haber acabado “adoptando las ideas del PSOE”. Por ello, ha profetizado Abascal -igual que hizo en el mitin de este pasado viernes en Sevilla- que populares y socialistas quieren “convertir a Andalucía en laboratorio de pruebas de la gran coalición”.

Si es así, con Vox que no cuenten, ha querido decir el líder del partido nacionalista, que ha desechado la idea, recogida en el estatuto de Autonomía, de que Andalucía es una “realidad nacional”. “Andalucía es mucho mas que una vulgar nacioncita. Andalucía es la región más importante de la nación más antigua e importante de la historia de la humanidad”, ha afirmado Abascal.

“La violencia de género no existe”

Macarena Olona, por su parte, ha iniciado su primer mitin en Córdoba citando a Galileo Galilei. Su discurso ha trasladado la idea de que sólo Vox puede “cambiar la historia de Andalucía y el rumbo de España” y, para ello, ha insistido una y otra vez en la idea de que votar a Vox es votar “rebeldía” frente a la “resignación” que, a su juicio, ofrecen el resto de formaciones políticas. En su discurso, ha apelado a los jóvenes andaluces, de los que ha dicho que en esta tierra “sólo tienen desolación y cultura de subsidio”, y ha traslado un mensaje al campo cordobés, a los mayores y a las mujeres andaluzas.

La confrontación contra el feminismo y, muy especialmente, contra la figura de la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha centrado buena parte de su discurso. Así, Olona ha rechazado la noción de violencia machista (“la violencia de género no existe, existe la violencia intrafamiliar”, ha dicho), ha manifestado que “el feminismo actual es puro hembrismo” y está “basado en el odio patológico hacia el varón”.

Además le ha pedido a la ministra que no hable en su nombre, y ha advertido de que, “con Vox en San Telmo vamos a cerrar hasta el último chiringuito ideológico que parasita el dinero de los andaluces y abandona a las víctimas de violencia doméstica”.

“¿En que sitio está escrito que tengáis que resignaros a la mediocridad? El meneo que Andalucía merece sólo viene de la mano de Vox”, ha gritado la candidata del partido de derecha populista, que ha vaticinado que “sobre Andalucía levantaremos el próximo gobierno de España”.

Etiquetas
stats