La lluvia se volverá a asomar por Córdoba antes de los peroles de San Rafael

Peroles por San Rafael en Los Villares | ÁLEX GALLEGOS

Llega el 24 de octubre, fecha señalada en el almanaque califal, y que posiblemente, junto a los días de Semana Santa, la que más miradas hacia el cielo lance de manera colectiva. Un ejército uniformado y parapetado con peroles y espumaderas pendiente de las nubes que cubran el parque periurbano de los Villares, y que tendrá en los coletazos de la DANA que se formará durante la jornada del martes, la única amenaza que pueda aguar la fiesta del perolismo cordobés.

Borrasca fría aislada sobre el Mediterráneo

Las lluvias del pasado fin de semana dejaron dejaron 4,6 litros por metro cuadrado en la estación meteorológica del aeropuerto de Córdoba. Un registro discreto que se daba con la caída de la noche del sábado al paso del frente por la provincia, y que en otros puntos cercanos, como La Carlota, llegaba a dejar 28 litros. Lluvia que dejaba paso a la irrupción de aire frío sobre la península Ibérica, y que dejó la máxima del domingo en la capital en sólo 20 °C.

Esa masa de aire frío va a continuar afectando a toda la Península Ibérica, aislándose sobre la mitad sur y dando así formación a una borrasca aislada que volverá a poner en jaque al levante peninsular y ante la cual la Agencia Estatal de Meteorología ya ha emitido un aviso especial. Será en esta ocasión el cuadrante nororiental quien se lleve la peor parte, esperándose que se registren las lluvias más importantes en puntos del litoral e interior catalán y cántabro.

Peroles al fresco

Córdoba y su provincia, una vez más en este tipo de situaciones, acusará su situación de centralidad geográfica, a medio camino entre la influencia atlántica y mediterránea, y donde las lluvias afectarán de forma tangencial. Precipitaciones que desde la tarde del martes podrán empezar a afectar a algunos puntos de la provincia, más probables cuanto más al norte y este.

Las lluvias podrán aumentar en extensión e intensidad con el paso de las horas, siendo cada vez más posibles ya durante buena parte de la jornada del miércoles. Lluvias que podrán ir acompañadas de tormentas y que localmente podrían ser intensas. Día de paraguas como anticipo al festivo de San Rafael, cuando ya con la borrasca alejada hacia el interior del Mediterráneo, la probabilidad de lluvia quedará prácticamente descartada. El aumento de estabilidad se irá reforzando con el paso de las horas, disminuyendo la nubosidad residual y dando paso a un tiempo mucho más estable ya hasta finales de semana.

El paso de la masa de aire fría además va a dejar el ambiente relativamente frío durante buena parte de la semana, con máximas que a duras penas superarán los 20 grados en la capital y mínimas que volverán a bajar de la frontera de los 10 grados. En ese rango se moverá la jornada del próximo jueves, que será incluso más fresca en zonas de sierra y en el resto de la provincia. No hará falta el paraguas en los Villares, pero puede que venga bien echar una chaqueta.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats