Llueve sobre mojado: sigue la lluvia hasta el domingo

.

Con 29.2 mm registrados en la estación meteorológica del Aeropuerto de Córdoba, la ciudad ha seguido sumando litros en el enésimo episodio por lluvias del otoño de 2018. Un otoño frío y húmedo que de pronto ha roto con una pésima tendencia de años anteriores, y que parece haberse reconciliado con una provincia que acostumbraba a vestir de corto hasta adentrado noviembre. Una tendencia de lluvia mansa que quiere persistir en mayor o menor grado durante los próximos días, y que ya empieza a mirar de reojo a lo que se vaya cociendo por el interior del continente a la espera de los primeros fríos de rigor, en un invierno que ya empieza a llamar a la puerta.

Embestida atlántica

Con las altas presiones aún asentadas sobre el entorno escandinavo, la entrada de borrascas atlántica se ve forzada a adoptar una trayectoria más al sur de lo habitual. Una dinámica que aunque en remisión, va a seguir condicionando el tiempo en la fachada atlántica del continente, manteniendo una embestida continuada de bajas presiones hacia el norte peninsular.

Las bajas, aún manteniéndose al norte de nuestro territorio y sin ser especialmente profundas, sí que presentan un largo recorrido marítimo, lo que asegura una elevada carga de humedad que viene a desembocar hasta nuestra latitud. Así, aunque en lo que llevamos de otoño aún no hayamos tenido temporales de cierta entidad, con viento e intenso oleaje generalizado, la frecuente irrupción de las mismas está llevando al otoño de 2018 a valores de humedad relativamente significativos en la mitad suroriental de la Península.

Una tendencia que va a tener continuidad durante los próximos días, que aún con altibajos mantendrá la presencia de nubosidad y precipitaciones en toda la Península Ibérica, y donde la formación de brumas y nieblas matinales podría adquirir cierta importancia gracias al marcado flujo de poniente que se espera tener a partir del próximo domingo.

Jueves, domingo y lunes de lluvia

Tras el breve respiro que supuso la jornada del miércoles, aún salpicada con la presencia de algunos chubascos de poca importancia por la mitad occidental andaluza, la del jueves se vuelve a presentar como un día marcado por la lluvia. Canalizada y encajonada en el valle del Guadalquivir gracias al flujo de suroeste, la lluvia del jueves se presenta como débil y constante en toda la provincia, ganando en intensidad y extensión con el paso de las horas. Lluvias que no serán significativas pero que volverán a dejar una jornada de cielos plomizos y temperaturas que seguirán en la horquilla de entre los 10 °C de mínima y 15 °C de máxima.

Jueves gris que se llegará a adentrar en la jornada del viernes, con la presencia aún de baja nubosidad y posibilidad de alguna lluvia débil y dispersa, pero irá ganando en estabilidad con el paso de las horas hasta quedar los cielos poco nubosos o despejados. Mejoría transitoria que aunque tenga continuidad durante el sábado, verá volver a un ambiente inestable durante las últimas horas del día. Día de descenso brusco de las mínimas, que podrían caer hasta los 5 °C si la nubosidad nocturna lo permite.

La lluvia volverá ya durante la noche del sábado al domingo gracias a la aproximación hasta Galicia de una pequeña baja, que dejará precipitaciones generalizadas en toda la provincia durante el resto de la jornada. Un domingo que promete ser marcadamente lluvioso y cuyas precipitaciones podrían llegar a adentrarse en la jornada del lunes. Días de lluvia que podrían ver su punto y a parte de cara a la próxima semana, en el que empieza a atisbarse un prolongado paréntesis en el que la vuelta al tiempo estable y a temperaturas más elevadas podrían marcar el inicio del cercano invierno climático.

Puede seguir al tanto del tiempo y el clima en el Facebook y el Twitter de Colectivo Meteofreak.

Etiquetas
stats