El juzgado aún espera el informe forense de la paciente que llegó a la UCI tras acudir a un naturista

Complejo hospitalario de Reina Sofía.

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Jaén sigue a la espera del informe forense encargado al Instituto de Medicina Legal (IML) sobre el caso de la mujer de 58 años que en octubre de 2018 tuvo que ser ingresada en la UCI del hospital Reina Sofía de Córdoba tras someterse a dos tratamientos de un médico naturista, uno de los cuales, con punciones en el tórax para extracción de células madre, le produjo un taponamiento cardiaco por la rotura de un ventrículo.

En aquel momento, la mujer llegó primero a las Urgencias del Hospital de Jaén y tras un primer reconocimiento y ante la gravedad de las lesiones fue trasladada de urgencia al Reina Sofía, donde tuvo que ser intervenida por el equipo de Cirugía Cardiovascular, con un pronóstico de extrema gravedad. Unos días después, la mujer pasaba a planta del centro hospitalario cordobés y, poco después, era dada de alta mientras el caso se ponía en manos del juzgado.

Ahora, según se ha informado a Europa Press desde el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), a fecha de hoy el informe forense del Instituto de Medicina Legal todavía no ha llegado al juzgado y su titular, el magistrado Miguel Sánchez Gasca, está a la espera del mismo para citar a declarar al médico, que todavía no ha comparecido en sede judicial.

La que sí está personada en las diligencias previas abiertas en el juzgado es la familia de la mujer, mientras que el Colegio Oficial de Médicos de Jaén mantiene suspendida temporalmente la información reservada abierta a este médico naturista de Jaén, hasta que se cierre la investigación judicial sobre estos hechos que presuntamente podrían ser considerados constitutivos de lesiones por posible negligencia profesional.

El médico en cuestión, colegiado como tal en Jaén, fue citado en la Comisaría de la Policía Nacional de Jaén y tras comparecer se acogió a su derecho a no declarar, mientras que desde el juzgado encargado de la instrucción todavía no se le ha llamado a prestar declaración. Según información trasladada por el doctor en cuestión al Colegio de Médicos de Jaén, la paciente suscribió un consentimiento informado sobre los dos tratamientos a los que supuestamente fue sometida y que eran punciones en el esternón para la extracción de células madre y una hidrocolonterapia de ozono.

Etiquetas
stats