El juzgado decidirá esta semana sobre el camino público de La Palomera

Vista de los accesos al Castillo Maimón
Tras cinco días de declaraciones en el juzgado por la querella de Los Maristas contra un técnico de Urbanismo | La congregación sostiene que no hay pruebas de que el trazado pase por su propiedad, en el entorno del Castillo de Maimón

Una semana de declaraciones y las posturas siguen totalmente enfrentadas entre los Maristas y el Ayuntamiento. El asunto, el Plan Especial del Castillo de Maimón y, más concretamente, el camino de La Palomera, registrado en el censo municipal de vías públicas de 1884 con el número 41. Para la congregación religiosa no existen pruebas de que ese trazado atraviese su propiedad y no solo eso, sino que se ha cometido un presunto delito de falsedad y otro de prevaricación por parte de un técnico de la Gerencia, el responsable de la Oficina de Patrimonio, para incluirlo dentro de su propiedad y, de esta manera, motivar la paralización del Plan Especial que afecta su propiedad.

Ahora la decisión está en manos del titular del juzgado de Instrucción número 6 quien previsiblemente esta semana decidirá si archiva la querella presentada en el mes de diciembre o si da la razón a la congregación religiosa e inicia la apertura de juicio oral contra el técnico municipal. El asunto ha llevado a declarar a una decena de personas a dependencias judiciales; entre ellos el técnico de Patrimonio, cuatro de Planeamiento, dos de Medio Ambiente y sendos arquitectos por parte de los Maristas que han discutido sobre la ubicación de la citada vía pública, cuya polémica arrancó el pasado año con una denuncia política de PSOE e IU, que finalmente fue asumida por Urbanismo, que obligó a rectificar el Plan Especial a la congregación.

Para los Maristas, no existen pruebas de que acrediten que ese camino atraviese su finca. Es más, sustentan su querella contra el funcionario en el hecho de que, presuntamente, se ha manipulado un mapa del Instituto Geográfico y Catastral, en el que se ha marcado la ruta de ese camino "con pleno conocimiento de causa se ha inventado una nomenclatura nueva", reza el escrito de la querella en el que se explica que, a partir de esta presunta falsificación, se sustenta la paralización del Plan Especial y, por ende, se comete un presunto delito de prevaricación por parte del funcionario, que en sede judicial defendió su trabajo y el hecho de que ese trazado aparece citado en el inventario de caminos públicos municipales desde 1884.

Junto a esto, la defensa del funcionario también puso de manifiesto que el pleno municipal del pasado mes de julio reconoció por unanimidad el carácter público de este camino y que, curiosamente, los Maristas no han presentado ninguna alegación ni han impugnado la decisión del Pleno. Precisamente este acuerdo del Pleno es el que sustenta la decisión posterior de la Gerencia de Urbanismo para paralizar el Plan Especial del Castillo de Maimón, algo que los Maristas no han hecho, dejando pasar los plazos que les daba el organismo autónomo y redirigiendo el asunto a la querella judicial.

Con estos argumentos, se espera que le decisión del juzgado se produzca esta semana, señalaron las fuentes consultadas.

Etiquetas
stats