Los jóvenes cordobeses suspenden al volante

Conductores en un atasco | PIXABAY

Los jóvenes cordobeses sacan un suspenso al volante. Esa es la nota que se extrae de un informe elaborado por la Asociación de Empresas de Seguros (Unespa), que cruza los datos de los seguros y los accidentes en los que se han visto involucrados jóvenes y califica con un suspenso la conducción de los cordobeses de entre 18 y 35 años.

El II Estudio Jóvenes al volante de Unespa está elaborado con los datos de siniestros recogidos por las aseguradoras en la Estadística de Seguros de Automóvil (ESA), donde quedan reflejados los accidentes de tráfico. Así, tras un análisis por tipo de accidente, por provincia y por sexo, los resultados del informe arrojan que la conducción de los jóvenes cordobeses merece un suspenso con una nota de 3,4 en relación a los accidentes graves -aquellos cuyos conductores sufren daños corporales- y con una nota de 3,89 en accidentes leves, donde no sufren daños corporales sino que tan sólo es el vehículo el que tiene daños materiales.

En la distinción entre mujeres y hombres al volante, ellas obtienen mejor nota en ambos supuestos: en accidentes graves la conducción de las chicas es calificada con un 3,66 mientras que los chicos obtienen un 3,14, y en los accidentes leves ellas sacan un suspenso alto con 4,16 mientras ellos se quedan en el 3,74. El estudio señala que la nota de las mujeres es un 11% mejor que la de los hombres en la provincia cordobesa.

Mayor probabilidad de accidente entre jóvenes

El informe realizado por Unespa pretende ofrecer en estas notas una panorámica completa

sobre la conducción por parte de los jóvenes. Con carácter general, los datos indican que la probabilidad de accidente de los conductores jóvenes de entre 18 y 35 años es superior a la de los conductores de más edad. La probabilidad de sufrir un accidente grave siendo un conductor muy joven es aún mayor: es 1,6 veces mayor a que lo padezca una persona de más de 35 años, destaca el estudio.

En el análisis se han tenido en cuenta la conducción de los jóvenes en turismos y vehículos de dos ruedas: ciclomotores, motos y escúteres. Así, se ha puesto nota a los jóvenes conductores por su buena o mala conducción. La nota se basa en la probabilidad de tener un accidente. Para obtener esta probabilidad se compara el número de percances ocurridos en una provincia con la cantidad de conductores que hay asegurados.

Cabe destacar que solo hay seis provincias en España donde los conductores jóvenes obtengan un aprobado: Soria, Segovia, Cuenca, Ciudad Real, Huesca y Ávila encabezan, por este orden, el análisis territorial realizado por Unespa.

Etiquetas
stats