Investigan si Aneri usó listas de la Seguridad Social en Córdoba

José Luis Aneri, en la sede de su empresa.
La Policía Nacional pide al Juzgado que ordene a la Tesorería de la Seguridad Social en la provincia un informe para saber si el padre de Aneri le pasó nombres y apellidos de personas que éste apuntaba a los cursos de formación sin que ellos lo supieran

Los agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional que investigan al empresario natural de Fernán Núñez José Luis Aneri están investigando si este usó o no datos secretos de la Tesorería de la Seguridad Social en Córdoba para cometer uno de los mayores fraudes en cursos de formación detectados en el país en los últimos años. Aneri, en libertad provisional tras ser encarcelado por orden judicial, está acusado de ser el cerebro de una trama por la que se habría cometido un fraude millonario, que en principio se sitúa en unos cuatro millones de euros. A través de sus empresas, Aneri simulaba que estaba dando cursos de formación a parados. Estos cursos estaban financiados con dinero público, principalmente procedente de los fondos europeos para la lucha contra el desempleo.

Según ha adelantado el diario El País y han confirmado a este periódico fuentes cercanas a la investigación, la Policía Nacional está convencida de que Aneri usó a su propio padre, José Luis Aneri Moreno, para acceder a estos datos. Su padre es funcionario de la Seguridad Social en Córdoba. Los agentes basan su sospecha en un cruce de correos electrónicos entre Aneri y su hermano Joaquín, en el que el primero le pediría a su hermano que hablase con su padre para que le mandase listados de personas inscritas en el Régimen de Autónomos.

Aneri quería esos listados para incluir a esas personas como alumnos de los cursos que supuestamente iba a dar. La Policía Nacional habría hablado ya con más de 200 de esos alumnos. Todos niegan haber asistido a esos cursos, por los que Aneri cobró importantes subvenciones públicas.

Los policías creen que efectivamente Aneri se hizo con los listados y quiere saber si fue su padre (que fue concejal del PP durante varios años en Fernán Núñez) el que se los remitió o no. Hace un año los agentes aseguraron que Aneri robó a su padre su identidad para compulsar documentos oficiales. De hecho, gracias al DNI y la firma de su padre, supuestamente robados, Aneri comenzó a crear su conglomerado de empresas (empezó con la firma Sinergia), con las que posteriormente cometería uno de los mayores fraudes en cursos de formación registrados hasta ahora en España.

Aneri está acusado ya de cuatro delitos. A los tres iniciales, por los que fue a la cárcel de manera preventiva -estafa, fraude de subvenciones y falsedad-, se suma ahora el de levantamiento de bienes. La jueza que lleva su caso le está investigando, antes de enviarlo definitivamente a sala para ser juzgado por la Audiencia Provincial de Madrid, por haber cambiado la titularidad de su chalet del Brillante, en el que supuestamente invirtió la mayor parte del dinero que ganó a través de los cursos de formación. Además, Aneri acaba de poner a la venta la vivienda por un precio de 950.000 euros.

Etiquetas
Publicado el
7 de diciembre de 2015 - 13:04 h
stats