Imagen para la historia: ‘La Reina’ ante sus Mártires

Besamanos a Nuestra Señora Reina de los Mártires en San Pedro | ÁLEX GALLEGOS

Nuestra Señora Reina de los Mártires y las reliquias de los Santos Mártires de Córdoba, juntos en el presbiterio de San Pedro por primera vez. Es la imagen que las hermandades de la Buena Muerte y la Misericordia han propiciado este sábado 17 de noviembre, festividad de San Acisclo y Santa Victoria, patrones de Córdoba y su diócesis. La estampa, que es única e histórica, se produjo ya en la noche del viernes cuando la Virgen llegó desde San Hipólito para celebrar un besamanos que de forma extraordinaria se hace en la basílica menor y la misa de rito hispano-mozárabe que suele tener lugar allí cada año en esta fecha. En el traslado, que duró una hora menos de lo anunciado por la Buena Muerte, la Capilla Musical de la Misericordia interpretó para la Virgen varias piezas dedicadas especialmente a María Santísima y motetes religiosos del Renacimiento, que es en los que está especializada esta formación, la mayoría de Palestrina.

Con motivo de la especial visita de la Reina de los Mártires que se ha hecho por el 75 aniversario fundacional de su hermandad, y para que presidan sus cultos anuales, la Misericordia ha trasladado la urna-relicario de los Santos Mártires que se venera en el Sagrario de San Pedro hasta un altar de cultos en el presbiterio en tono rojo y en tres alturas. En la primera aparecen las tallas de San Acisclo y Santa Victoria y en el último piso, bajo un dosel, las reliquias de los Santos Mártires. Todo el altar está salpicado de candelería, con medio centenar de cirios, y exornado con conos de claveles blancos en seis jarras.

La urna que contiene las reliquias de los Santos Mártires cordobeses no se sitúa desde 1976 en el presbiterio de la iglesia en la que reposan estos restos, es decir, desde hace 42 años. Aquella vez, la urna estuvo en ese lugar con motivo del IV centenario del hallazgo de las sagradas reliquias y permaneció allí desde enero de 1975 hasta marzo de 1976. Ahora, la urna quedará expuesta en el altar hasta el día 26 de noviembre, cuando culminará el triduo a los Santos Mártires.

Por su parte, la Reina de los Mártires ha vuelto a San Pedro después de 13 años, pues ya visitó la parroquia en noviembre de 2005 para conmemorar el XVII centenario del martirio de San Acisclo y Santa Victoria. Esta vez sin su paso de palio y para pasar allí una noche y un día. El montaje del besamanos ante el presbiterio se integraba a la perfección en el del altar de cultos ideado detrás por la Misericordia. En torno a la Reina de los Mártires había más de cuarenta piezas de candelería y seis jarras en las que se mezclaban orquídeas y rosas, flores que también aparecían a sus pies en la peana sobre la que la Reina llevaba saya blanca y manto rojo de salida, bordadas ambas piezas en oro. Escoltaban además a la Virgen dos libreas de la Misericordia y a un lado del altar aparecían juntos la bandera de la hermandad anfitriona y el bacalao de la Buena Muerte.

En ese conjunto tan bello que se ha podido apreciar durante toda la mañana en San Pedro había también un elemento significativo, y es que además de las reliquias de los mártires mozárabes y de la persecución romana que allí se conservan se ha contemplado junto a la Virgen un pequeño relicario con restos de beatos mártires de la persecución religiosa en España en el siglo XX que custodia la hermandad de la Buena Muerte.

La histórica y bella estampa no ha permanecido mucho tiempo, solo durante la mañana del sábado hasta las 14:00, pero la Reina de los Mártires seguirá en San Pedro por la tarde para estar presente en la misa de rito hispano-mozárabe que oficiará el obispo, Demetrio Fernández a las 19:30, tras lo cual volverá a San Hipólito.

El recorrido de vuelta comenzará tras la misa. El cortejo irá por plaza de San Pedro, Escultor Juan de Mesa, plaza de la Almagra, plaza del Socorro, plaza de la Corredera, Rodríguez Marín, Capitulares, Alfonso XIII, plaza de Capuchinas, Conde de Torres Cabrera, San Zoilo, plaza de San Miguel, Góngora, Bulevar del Gran Capitán, Alonso de Aguilar y plaza de San Ignacio de Loyola. La Buena Muerte ha informado de que la entrada en su templo está prevista para las 22:30 y será el trío Ars Sacra, de Écija (Sevilla), el que le ponga música de capilla ya que es el que va habitualmente en el Via Crucis del Cristo de la Buena Muerte.

Etiquetas
stats