Historias del 'cordoBrexit'

Cordobeses hablan de su experiencia sobre el Brexit
El resultado del referéndum del Reino Unido a favor de abandonar la UE llena de incertidumbre el futuro inmediato de los cordobeses que allí viven, de las empresas que exportan a las islas y de los británicos afincados en Córdoba

El futuro es hoy menos claro que ayer. Lo es para el conjunto de la Unión Europea pero especialmente para el Reino Unido, que anoche votó en referéndum a favor de abandonar el exclusivo club de la UE. La incertidumbre ha inundado todos los rincones del continente y Córdoba no es una excepción. Ocurre entre los cordobeses que viven en el Reino Unido, las empresas que exportan a las islas o los británicos que viven en la ciudad y en la provincia. Es el Brexit pasado por el tamiz cordobés. Es nuestro particular cordoBrexit y éstas son sus historias.

Juan Eduardo Cuesta Luque (1993), cocinero en Reino Unido

Si fuera británico también hubiera votado un 'sí'

Está en Sidmouth y le acaba de pillar el principio del fin de la Unión Europa a unos 2.000 kilómetros de casa. El cordobés y cordobesista Juan Eduardo Cuesta hizo las maletas en busca de empleo y se topó con este pueblecito del condado de Devon, al suroeste de Inglaterra. “La primera vez que escuché hablar sobre el Brexit fue en el taxi que me recogió del aeropuerto. El conductor afirmaba que era un referéndum propuesto por un grupo reducido de políticos y que, sin duda, pasaría totalmente desapercibido para la población del país”. Lo que nadie podía imaginarse es que esa propuesta de ruptura con Europa llegaría a buen puerto. “Pasadas unas semanas, el Brexit se puso de moda. Todos querían la independencia porque decían sentirse atados a un sistema que se estaba desmoronando por su propio peso”.

A pesar de estar en mitad de este divorcio burocrático, Eduardo ha afirmado que no se siente amenazado por los cambios que pueda acarrear esta independencia. “Estoy muy contento con mi trabajo. Además, llevo un mes cotizando en la Seguridad Social, por lo que mi situación es estable”. Sin embargo, no es tan optimista con las consecuencias que pueden afectar a España. “No podemos olvidar que, económicamente hablando, Reino Unido era la tercera potencia europea. Su salida inminente va a traer consecuencias negativas a España. Sobre todo añadirá inestabilidad a la situación política a tres días de las elecciones”.

Gemma Luque

Dábamos por hecho que no iba a pasar

Gemma Luque es cordobesa y vive en Londres desde 2014. Define en una palabra lo que está pasando en Reino Unido tras el sí a su salida de la Unión Europea (UE). “Incertidumbre”. Luque reconoce que ni siquiera votó “porque el clima que se respiraba era que Reino Unido se quedaba en la UE. Dábamos por hecho que eso iba a pasar”. Hay que señalar que ha sido en Londres, Escocia e Irlanda del Norte donde ha ganado el sí a la permanencia del Reino Unido en la UE. Luque asegura que le costaba creerse “los resultados finales porque aquí en Londres no se respiraba eso”. Cuenta que “en estas últimas semanas, tú ibas por la calle y te daban pancartas o pegatinas a favor de la permanencia”.

A juicio de Luque, “lo que se oculta debajo de todo esto es un debate de inmigración. Lo que se debatía realmente no era la permanencia o no en la UE, sino el riesgo que estaba suponiendo para un ciudadano británico la búsqueda de un puesto de trabajo”. Señala además que “el ambiente que se respira es que esto suponga la fractura de Europa. Además, también se ha reabierto el debate de la independencia de Escocia. Y los primeros afectados serán los ciudadanos de a pie, como pueden ser los estudiantes de Erasmus. ¿Qué va a pasar ahora con ellos? ¿Y con el mercado británico? El 40% depende de la UE. Esta situación de incertidumbre se prolongará hasta la semana que viene, que será cuando empecemos a saber realmente cómo el Brexit afectará a Reino Unido”.

Blanca Torrent, empresaria y exportadora a Reino Unido

Confío en que se lleguen a acuerdos de comercio bilaterales

La directora de Aceitunas Torrent, Blanca Torrent, se ha levantado esta mañana aplicándose una de las máximas de la filosofía de andar por casa británica: wait and see, o lo que es lo mismo, esperar y ver. Su empresa familiar se ha convertido en una gran compañía de aceitunas de mesa que dedica parte de su stock a la exportación. Y un importante cliente es el mercado británico. “Todavía es pronto para saber qué va a ocurrir y cómo va a afectar el Brexit”, explica, “pero creo que, a priori, no debe de afectar demasiado, más allá de los valores que tengan ahora las monedas de referencia”, incide.

La empresaria sospecha que en el sector agroindustrial no van a notarse especiales diferencias si finalmente el Reino Unido ejecuta la separación de la Unión Europea, más allá de los vaivenes en los valores del euro y la libra. “Confío en que se lleguen a acuerdos de comercio bilaterales como los que pueden existir ahora entre Europa y otros países”, termina Torrent.

Jen Dobson, profesora de inglés. Británica residente en Córdoba desde hace 35 años

Estoy pensando en cambiarme de nacionalidad y pedir la española

Jennifer Dobson vive en Córdoba desde 1985. Más de tres décadas en las que le ha dado tiempo a tener una hija, comprarse una casa y desarrollar todo un proyecto vital. Una vida zarandeada esta mañana por el shock del Brexit. “Nunca pensé que fuese a ganar el no, lo digo de veras, nunca lo pensé”, cuenta esta profesora de inglés y escritora de libros didácticos para niños.

Dobson todavía está asimilando lo ocurrido. Pero el proceso es amargo. En este referéndum no ha podido votar. “Llevo más de 15 años fuera del país y por eso no me han dejado. Pero luego tampoco puedo votar en las elecciones generales de aquí. Es como si no fuese de ningún sitio”, se queja.

Sobre el futuro, la profesora desliza algo que hoy mismo se ha empezado a escuchar entre la colonia de ingleses que vive en países de la UE. “Estoy pensando en cambiarme de nacionalidad y pedir la española”, dice sin dudarlo. “Tengo mi vida aquí, he trabajado aquí, cobraré mi pensión aquí. No quiero ponerlo todo en peligro”, termina.

Etiquetas
stats