#Héroes sin capa | Policía Nacional: "Córdoba está respetando muy bien el confinamiento salvo algunas excepciones"

Antonio Valdivia, policía nacional | MADERO CUBERO

Antonio Valdivia lleva en el Cuerpo Nacional de Policía como inspector desde los años 80, donde comenzó en Marbella. Durante 16 años decidió trabajar en el ámbito privado y en 2013 reingresó de nuevo en el Cuerpo. Después de tantas décadas dedicado a la seguridad recaló en Córdoba, en la Delegación de Participación Ciudadana de la Policía Nacional, en un puesto de trabajo "muy bonito" que durante la pandemia del coronavirus está llevando a cabo las tareas de auxilio humanitario, prevención y resolución de dudas que llegan a través del teléfono 061.

Durante los primeros días de la cuarentena, este policía ha asistido a varios controles para conocer el grado de cumplimiento de la sociedad cordobesa que, asegura, "está respondiendo muy bien salvo algunas excepciones". A comienzos del estado de alarma, la población "sí se tomaba más a la ligera esta medida y las propuestas de sanción han sido altas". Dar paseos en los autobuses ha sido un ejemplo de incumplimiento del confinamiento, explica.

Ya en comisaría y en coordinación con el Ministerio del Interior y la Dirección General de la Policía Nacional, la Delegación de Participación Ciudadana está reforzando el Plan Mayor de Seguridad, una hoja de ruta en la que las personas mayores, con discapacidad y los niños son los colectivos más vulnerables. Por ello, durante el confinamiento, la delegación que dirige Valdivia se ha puesto a disposición de entidades como organizaciones, asociciones, instituciones y federaciones ya que "aunque no podemos hacer comidas, ayudamos trasladando enseres, llevando alimentos a personas mayores o, incluso, sacándoles dinero del banco para que ellos no tengan que salir".

Asimismo, Valdivia trabaja en una intensa labor de prevención de robos en domicilios, aletando a los mayores "a que no abran la puerta a nadie" explicándoles, entre otras cuestiones, "qué deben hacer si tienen que ir al banco". A su vez, desde esta delegación de la comisaría se está aconsejando a los empresarios con establecimientos cerrados "que no bajen la guardia y que tengan disponibles todas las medidas de seguridad para evitar robos". Las estafas también se han convertido en otro foco de atención para esta delegación "dado que el estado de confinamiento y las nuevas tecnologías" están provocando el aumento de engaños en la red.

Las personas con discapacidad intelectual o autismo también están requiriendo de los servicios de la policía debido a la reprochable actitud de un sector de la población, minoritario pero existente, que increpa al progenitor que va con su hijo por la calle. En este sentido, este profesional rechaza que las familias porten cualquier tipo de distintivo para evitar ser increpados. Todo es cuestión "de educación y de eliminar la policía de balcón, algo muy difícil de controlar". Es por ello que desde la Policía Nacional también se ha elaborado un cartel repartido entre asociaciones y administradores de comunidades para evitar que estas situaciones vuelvan a producirse.

Por último, la Comisaría de Policía Nacional está afrontando durante estas cinco semanas de confinamiento un gran número de llamadas al 061, "unas 400 o 500 diarias de las que el 60% están relacionadas con dudas" sobre lo que la población puede hacer. ¿Hay un horario para pasear a mi perro? ¿Hasta dónde puedo ir? ¿Necesito un salvoconducto para salir a la calle? Estas son algunas de las preguntas que se repiten con mayor frecuencia y a las que Valdivia responde con sensatez:  "No, no hace falta un salvoconducto para salir a la calle siempre y cuando sea para comprar o ir a la farmacia. Tampoco hay un horario para pasear al perro, pero las salidas deben ser las menos posibles. Y, sobre todo, el tiempo empleado para ello debe ser entre cinco y diez minutos y a poco metros del lugar de residencia".

Etiquetas
Publicado el
22 de abril de 2020 - 04:42 h
stats