La hermandad del Tránsito también suspende su salida procesional

Procesión de Nuestra Señora del Tránsito en 2019 | ÁLEX GALLEGOS

El proceso continúa. Resulta lógico y cada decisión es esperada en cierto modo. Pero este hecho no significa que dejen de ser noticiosos los pronunciamientos oficiales. La última novedad en este sentido llega desde el Alcázar Viejo. Dicho barrio se queda en agosto sin asistir a la salida de Nuestra Señora del Tránsito, tal y como anunciara la corporación de la que es titular en un breve comunicado. Como es de suponer, se trata de una nueva medida en relación a la pandemia de Covid-19, cuyo primer brote está superado en Córdoba. Sin embargo, y así lo demuestran los datos más recientes en el país y en Andalucía, el riesgo de contagio permanece. Tal es el motivo por el que la hermandad radicada en la parroquia de Nuestra Señora de la Paz (San Basilio) sigue los pasos de todas las que le preceden en el calendario.

La cancelación de la marcha de la Virgen de Acá, como es conocida popularmente, por el casco histórico de Córdoba se ha conocido tras informar la cofradía. "La junta de gobierno de la Muy Primitiva Hermandad de Nuestra Señora del Tránsito, reunida el día 10 de julio de 2020, comunica que ante la situación excepcional que vivimos y atendiendo a las recomendaciones de las autoridades eclesiásticas, sanitarias y civiles, acuerda la suspensión de la salida procesional de Nuestra Sagrada Titular el próximo 15 de agosto", ha expuesto la corporación. De esta forma, una de las grandes citas del período de Gloria en la capital tampoco se va a llevar a cabo.

Por otro lado, la hermandad ha previsto mantener su agenda en el interior del templo, ubicado en la reconocida calle San Basilio, siempre que las circunstancias lo permitan. "La corporación celebrará los cultos en honor a la Santísima Virgen con la mayor dignidad posible y atendiendo a las medidas de seguridad sanitarias establecidas", ha aclarado la cofradía del Alcázar Viejo en este sentido. Con la suspensión de la salida procesional de Nuestra Señora del Tránsito, las miradas se dirigen a la Real Parroquia de San Lorenzo Mártir, desde donde se celebra de unos años a esta parte el trayecto de la imagen del mártir por el que está erigida también en agosto.

Más allá del hecho concreto, lo que queda claro es que la pandemia de Covid-19 ha afectado sobremanera al ámbito cofrade. Lo ha hecho incluso por encima de lo que ha ocurrido en otros sectores sociales. El ejemplo de ello está en que desde el 14 de marzo, día en que el Gobierno declaró el estado de alarma, hasta ahora ha resultado imposible la celebración de acto alguno en la calle. Y no sólo procesiones sino también romerías, Vía Crucis o rosarios, además del Pregón de Semana Santa o el Concierto Extraordinario de Cuaresma. De hecho, visto lo visto, Córdoba se encamina a un año sin estaciones como tales en la calle.

Etiquetas
stats