La herencia recibida vuelve al discurso de Nieto

López, Cospedal y Nieto. | MADERO CUBERO
El alcalde destaca en su balance el plan de '50 obras 50 barrios', el aumento del turismo y la gestión cultural | “Hemos hecho más con mucho menos”, insiste el regidor

José Antonio Nieto vuelve a enfrentarse a las urnas. Lo hace por tercera vez pero es la primera en la que le precede una gestión de cuatro años. Una legislatura complicada en lo económico y dura en lo social. Un mandato que el alcalde quiso resumir con la metáfora del barco. “Creíamos que íbamos a encontrar una nave con deficiencias en la cubierta, en las velas, en los mástiles, pero lo que encontramos fue un barco con muchas vías de agua”, dijo al referirse al Ayuntamiento del anterior gobierno de coalición entre IU y PSOE. Así, la herencia recibida volvió ser el eje argumental, cuatro años después, de buena parte del discurso de Nieto. Una confrontación de su gestión, realizada en tiempos de profunda crisis, con la gestión del anterior gobierno local al que le tocó aguantar los tres primeros años de debalce económica.

La secretaria general del PP, María Dolores Cospedal, acompañó a Nieto junto a la secretaria general del PP andaluz, Loles López y la candidata número uno del PP de Córdoba, Rosario Alarcón. El salón principal del Parador de la Arruzafa se llenó de público, con representantes de sector empresarial y patronal, entre ellos. El relato de Nieto fue un repaso desde el día de su investidura cuando se reunió con el tesorero del Ayuntamiento. “Me dijo que un agujero de 17 millones de euros podría hacer que los funcionarios dejasen de cobrar en solo unos meses. Me dijo que la única solución era correr mucho. Y eso hemos hecho. Pero solo encontramos un lugar donde abastecernos de herramientas que nos permitiesen tapar las vías de agua: en el Gobierno central. Aunque para eso íbamos a tener que esperar hasta noviembre”, dijo, recordando la victoria del PP en las elecciones generales de 2011. Porque de la Junta de Andalucía, enfatizó “no hemos encontrado más que piedras en el camino”.

“En esas primeras fechas teníamos una deuda global de 327 millones en el Ayuntamiento; más de 1.000 euros por cada cordobés”, recordó el alcalde. Un panorama plagado de pagos atrasados como el del Fondo Sur del campo de fútbol (3,7 millones de euros), facturas sin pagar del año 1990 (Pista del Fontanar) o de 1983 (Plaza del Jazmín). “En total, teníamos más de 90 millones de euros aparcados sin pagar”, volvió a recordar Nieto.

El candidato y regidor arrancó aplausos al recordar la bajada de sueldos que impuso a su propio cargo de alcalde, de los concejales y de altos cargos. “Así ahorramos 12 millones de euros y otros cuatro los ahorramos de eliminar partidas de publicidad y dietas varias”, destacó. En cuanto a su gestión pura y dura, Nieto sacó pecho al no haber privatizado las empresas municipales -“dijero que lo haríamos”- y al lograr de ellas un beneficio de 5 millones de euros -“cuando en 2011 tenían 7 millones de déficit”-. Y añadió: “Todas esas mejoras las hemos logrado cuando los presupuestos municipales se han reducido un 30% desde 2008. Ese año había 512 millones de presupuesto y en 2013 han sido 380 millones”. Otro de los aspectos que más valora el regidor ha sido el plan 50 obras 50 barrios, “el programa del que seguramente me siento más orgulloso”, reconoció. “Y con la ayuda de los vecinos ha ido tan bien que ahora van a ser 150 las obras que arreglen otras tantas calles de la ciudad”, se alegró.

A la reactivación de la obra urbana y de la vivienda (675 públicas), Nieto destacó el “apoyo fundamental del turismo, que ha permitido aguantar la crisis aumentando un 30% las visitas y convirtiendo a Córdoba en la tercera ciudad de interior con un mayor incremento de turistas”. Un sector en el que el alcalde mandó un recado “a quienes quieren poner la Mezquita-Catedral a disposición de su propia ideología; mientras yo sea alcalde solo va a estar a disposición de los ciudadanos cordobeses”, subrayó.

La cultura también fue una de las áreas que destacó el alcalde. No solo por la gestión municipal sino, por el dardo que lanzó a la Junta y su eterno dilema sobre la naturaleza del C4 tras gastar casi 30 millones de euros. Dentro de la cultura, Nieto metió la fiesta de la Semana Santa que, según dijo, también está siendo atacada y a la que prometió “defender y a apoyar”.

En el apartado de inversiones, el regidor marcó los 220 millones de euros gastados entre 2011 y 2014, la inminente puesta en marcha del metrotrén, la próxima primera piedra del Centro de Convenciones, Ferias y Exposiciones; y las obras de la Ciudad Deportiva. También destacó haber pasado de 8,5 a 17,5 millohnes de euros en políticas sociales.

Para el final dejó las cifras del paro, sobre las que no ahondó demasiado, señalando que en 2014 se generaron una decena de empleos al día, casi los mismos que se destruian cada 24 horas en 2011. Así las cosas, terminó: “Nadie puede decir que Córdoba no esté mejorando”. Por eso insistió en pedir cuatro años más de confianza, “porque la alternativa es volver a la casilla de salida. Tenemos las mismas ganas y la misma ilusión, o más, que hace cuatro años. Pero ahora tenemos también la experiencia”, concluyó.

Etiquetas
stats