La guerrilla toma la capital donde sigue el obispo cordobés Aguirre

El obispo Aguirre, en su misión en Bangassou.
El presidente de la República Centroafricana abandona el poder tras el asalto al Palacio Presidencial, muy cerca de donde están refugiados los cooperantes de la Fundación Bangassou

El obispo cordobés de Bangassou Juan José Aguirre está viviendo en primera persona la caída de la capital de la República Centroafricana en manos de la guerrilla islamista La Seleka. Aguirre está refugiado a escasos metros del Palacio Presidencial de Bangui (la capital de República Centroafricana) que ha caído en manos de la guerrilla La Seleka tras un intenso combate a primera hora de la mañana. El presidente de República Centroafricana, François Bozizé se ha refugiado en la Embajada de Sudáfrica. El hermano del obispo Aguirre, Miguel Aguirre, ha declarado a la cadena Cope que esta mañana ha podido hablar con el religioso y que a través del teléfono se podían escuchar los disparos y detonaciones que tenían lugar a escasos lugares de donde estaba refugiado.

Aguirre lleva unos 15 días en Bangui. Hace dos semanas, Bangassou fue tomada por la guerrilla islamista. El obispo estaba en la capital del país de viaje y allí se ha quedado refugiado junto a tres religiosos más, según ha declarado su hermano a la Cope. Aguirre y estos tres cooperantes están en la casa de la orden comboniana, instalada en la capital de República Centroafricana.

De momento, la situación del país es confusa. Francia ha enviado militares para custodiar el aeropuerto de Bangui y sus accesos con el objetivo de poder evacuar a los extranjeros que se han quedado atrapados en el país. Se calcula que puedan ser más de 3.000 personas. Sin embargo, y tal y como ha señalado en la radio su hermano, el obispo no tiene ninguna intención de marcharse de un país donde lleva 32 años de misión. Al contrario, los tres cooperantes con los que está pasando estas horas sí que están pendientes de ser llamados por la Embajada para salir del país. Sin embargo, el obispo tiene intención de permanecer en la República Centroafricana y volar hacia Bangassou en cuanto sea posible.

Bangassou es una ciudad de unos 30.000 habitantes y capital de una región tan grande como Andalucía en la que viven unas 450.000 personas. Desde hace dos semanas, la ciudad y su región ha sido tomada por una guerrilla islámica que ha saqueado la misión de la Diócesis del obispo cordobés Juan José Aguirre. Según ha informado el propio Aguirre a través de varios correos electrónicos, los islamistas han destrozado casi todo lo construido por su fundación. Pese a la violenta irrupción en la zona, no ha habido ni víctimas ni daños personales.

En esta ciudad, la guerrilla “ha saqueado la casa de las franciscanas, ha atacado también la casa de los espiritanos y la misión católica; se ha llevado todos los vehículos; en la carpintería se ha llevado todo lo que han podido; ha entrado en zonas quirúrgicas y ha destrozado todos los aparatos; ha saqueado la farmacia y la pediatría”, según las declaraciones de Miguel Aguirre.

Etiquetas
stats