Guantes y mascarillas tirados a la vía pública: Sadeco pide civismo para evitar más riesgos

Guantes tirados en la vía pública | TONI BLANCO

Guantes y mascarillas tirados en el suelo. Se ha convertido en una imagen habitual en todos los barrios de Córdoba encontrar estos residuos arrojados en la vía pública. Desde el inicio del estado de alarma, la empresa municipal Sadeco ha constatado que esta práctica se ha extendido aún más entre la población y pide civismo para evitar que estas imágenes se sigan produciendo, ya que son posibles focos de contagio.

Aunque el abandono de guantes y mascarillas es generalizado por la calle, los establecimientos que más sufren esta falta de concienciación son los supermercados y las farmacias, denominados por los empleados de Sadeco como “puntos negros”. A sus puertas se amontona esta basura día sí y día también que sólo recogen estos trabajadores, quienes han transmitido su preocupación a la empresa municipal.

La responsable del área de la Unidad de Comunicación y Educación de la entidad, Verónica López, explica a CORDÓPOLIS que, al comienzo del estado de alarma, se puso en marcha una campaña de concienciación ya que la presencia de guantes y mascarillas en la vía pública iba aumentando por días, al igual que los excrementos de animales y la basura en los alrededores de los contenedores. Ahora, cuando se han cumplido dos meses de confinamiento y con una mayor flexibilidad para salir a la calle, Sadeco ha visto de nuevo incrementada esta mala praxis. Ello a pesar de que algunos supermercados facilitan a la salida unas cajas para que los clientes desechen sus guantes y mascarillas.

Tirar guantes y mascarillas al suelo no sólo perjudica al medio ambiente, sino que también supone un foco de contagio para la ciudadanía y para los trabajadores de Sadeco quienes, a pesar de ir protegidos, son conscientes de los riesgos que corren. “Es una situación muy fácil de evitar y no cuesta nada. Sadeco se encarga de la limpieza y la desinfección de las calles, pero sin la colaboración de la ciudadanía cuesta mucho más”, incide López.

Frente a esta falta de civismo, la empresa municipal agradece la colaboración de otro sector de la población que, a través del teléfono, correos electrónicos o redes sociales, avisa de las zonas en las que se topan con estos residuos para proceder a su limpieza. Junto a esta campaña, Sadeco recuerda la importancia de utilizar correctamente las papeleras, recoger los excrementos de los animales y no dejar basura fuera de los contenedores.

Etiquetas
stats