El gobierno local dice que “la mayor responsabilidad” en el Centro de Convenciones fue de Bellido

Centro de Convenciones en el Parque Joyero | MADERO CUBERO

El teniente de alcalde delegado de Presidencia del Ayuntamiento de Córdoba, Emilio Aumente (PSOE), ha manifestado este viernes sobre la situación y las críticas del PP al proyecto del Centro de Exposiciones, Ferias y Convenciones (CEFC) en el Parque Joyero que es “un tema en el que la mayor parte de la responsabilidad fue concretamente” del portavoz del PP y candidato a la Alcaldía, José María Bellido.

En una rueda de prensa, junto a la delegada de Hacienda, Alba Doblas (IU), el concejal ha asegurado que Bellido “se ha equivocado” este jueves con sus críticas, a la vez que ha recordado que el gobierno local “por responsabilidad tiró hacia adelante en este proyecto, porque ya estaba en fase de obra y no había más remedio que continuar”.

No obstante, Aumente ha aclarado que “la adjudicación fue de Nieto -exalcalde de la ciudad-, la obra fue encargada por Nieto, la cesión fue obra de Nieto y la ruina de 250.000 euros que hay que pagar al año de gastos de comunidad es de Nieto”.

En este sentido, ha remarcado que “se hace un esfuerzo por terminar cuanto antes mejor”, si bien “hay temas administrativos y la ley que hicieron para parar todo también fue obra de ellos”, ha apostillado el edil de Presidencia, quien ha pedido a Bellido que “vuelva a la realidad”.

Mientras, ha dicho que “ahora está pendiente de llevar a la Junta de Gobierno Local el encargo del proyecto de los mismos arquitectos que redactaron el proyecto, porque sería un sin sentido sacar un proyecto a licitación de unos arquitectos con la mitad de un proyecto”.

Según ha señalado, “eso es un trámite en el que se lleva ya casi dos meses, porque la cuestión administrativa funciona así y ahí ya hay reflejada una cantidad de más de diez millones de euros, que va a ser la licitación del proyecto final de obra”.

Por tanto, “cuando se termine se harán cuentas”, ha agregado, para aclarar que “hay 250.000 euros de gastos de comunidad anuales y 100.000 euros que no se cobran de IBI al año, porque antes se pagaba, pero al pasarse al Ayuntamiento ya no se recibe”. Todo ello supone “un gasto sin haber hecho nada más que el 45% de obra”, después de que era “una donación gratuita”, ha puntualizado.

Igualmente, ha admitido que “la empresa que venga presentará una baja y habrá que ver cuál”, pero “aún es pronto para cerrar el capítulo del costo”, ha asegurado Aumente, quien ha insistido en que “en el Ayuntamiento, salvo el PP, todos los grupos estaban de acuerdo en no continuar con la obra, pero el gobierno local por responsabilidad continuó”.

Etiquetas
stats