El Gobierno desbloquea la obra del último tramo de la Carretera de la Puesta en Riego

Protesta liderada por vecinos de Almodóvar para pedir la construcción del último tramo de la CH-2.

La nueva Carretera de la Puesta en Riego (la CH-2) llegará finalmente hasta Almodóvar del Río. El Gobierno desbloqueó este jueves la construcción del último tramo de esta popular vía, que es propiedad de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y que se construyó como un camino de servicio al canal del Guadalmellato, pero que hoy es una carretera que usan hasta 8.100 vehículos al día, según los aforos de la Dirección General de Tráfico.

Este jueves, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó el anuncio para la contratación de las obras de esta carretera tan concurrida y en tan mal estado, pero en su tramo tres (de Encinarejo hasta Almodóvar del Río). Mientras, continúan los trabajos en los tramos 1 y 2, los que unen esta vía con Córdoba capital a través de las parcelaciones que surgieron en la margen derecha del Guadalquivir.

La construcción de parcelaciones en la zona y la saturación de carreteras como la A-431 llevó a muchos conductores a buscar el atajo (en muchas ocasiones es la única salida) por la CH-2. Se permitió, pero aquello no dejaba de ser un camino (hoy en obras). Por eso, se deterioró de una manera increíble y apenas se reparó. El pasado otoño arrancó una primera fase de la obra que estará lista para el tercer trimestre de este año, según detalló recientemente el Gobierno en una respuesta parlamentaria.

De momento, el Gobierno reconoce un retraso recuperable. Así, la ejecución de los dos primeros tramos está al 20% de ejecución. En total, se prevé un presupuesto de un millón de euros. "Hay retraso en la ejecución de los movimientos de tierras y en las obras de arroyos al haberse iniciado la obra en otoño, siendo este retraso recuperable a fecha actual, ya que la partida con más peso económico de la obra es la extensión de aglomerado, que se realiza al final de la misma, por lo que no es extraña ésta situación", señala el Ejecutivo, que mantiene que las obras acabarán en el tercer trimestre. Es decir, en otoño.

Ahora, se ha sacado a licitación la tercera fase, con un presupuesto de 423.206,28 euros y un plazo de ejecución bastante corto: tres meses. Es decir, una vez concluyan las dos primeras fases, que deben estar para otoño, podrá iniciarse esta tercera fase, que estaría como muy pronto para principios del año 2018, y que solventaría los problemas de una carretera con un alto nivel de siniestralidad.

Según los aforos realizados, el tráfico actual tiene una intensidad media diaria (IMD) entre 8.100 vehículos/día a 3.300 vehículos/día según los tramos, con una IMD de pesados de 610 vehículos/día a 180 vehículos/día, respectivamente, equivalente a tráfico medio-pesado (T2) a tráfico medio (T3) en una calle arterial con tráfico de tipo medio a poco elevado, y con servicio regular de autobuses de intensidad media.

El Ejecutivo considera que la capa de refuerzo que se está depositando "se considera suficiente pues actuaciones anteriores similares en tramos de este mismo camino agrícola han tenido una duración de más de 20 años con un normal mantenimiento".

Una carretera que es un camino

Técnicamente, la CH-2 sigue siendo un camino. Si antes de que concluyan las obras no finaliza el cambio de titularidad a la Diputación (que ya ha iniciado los trámites) seguirá siendo un camino y, probablemente, la Confederación no tendrá más remedio que cerrarlo al tráfico.

"En caso de que la Diputación no acepte finalmente la cesión de la vía, esta quedará a cargo de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir como camino agrícola de la zona regable, pues este organismo no tiene competencias encomendadas en materia de carreteras", señala el Gobierno en una respuesta parlamentaria a preguntas del diputado Antonio Hurtado.

La advertencia es clara. La Confederación señala que la Diputación aprobó en un Pleno en febrero de 2015 (todavía gobernaba el PP con mayoría absoluta) un acuerdo por el que iba a asumir la titularidad de la vía cuando fuese arreglada. Pero la Confederación asegura que una vez redactado el proyecto de obra (en tres fases), el nuevo equipo de gobierno de la Diputación emitió un informe señalando que había que adaptar la CH-2 "con el criterio de carretera".

"Las condiciones adicionales al contenido del convenio marcadas por los servicios técnicos de la Diputación Provincial de Córdoba han sido que para el refuerzo del firme del camino se considere que es una carretera aplicando la Norma 6.3 IC ‘Rehabilitación de firmes, de la Instrucción de carreteras" aprobada por Orden FOM/3459/2003, de 28 de noviembre, enfocada a autovías y que es la que se aplica en la Red de Interés General del Estado (RIGE), para lo que se está estudiando la fórmula administrativa, y que se incluya también el acondicionamiento del tramo de Encinarejo de Córdoba a Almodóvar del Río (tercer tramo), para lo que se está tramitando un proyecto independiente", señala el Gobierno en su respuesta.

Es decir: la Confederación está estudiando la fórmula para que una vez acabadas las obras, la carretera pueda ser considerada como eso, como una carretera, ya homologable al resto de la red provincial de la Diputación.

Etiquetas
stats