La gestión en Urbanismo provoca un cruce de reproches entre el actual y el anterior Gobierno

Salvador Fuentes en el pleno de diciembre | ALEX GALLEGOS

La gestión de la Gerencia Municipal de Urbanismo ha llegado este jueves al pleno del Ayuntamiento, propiciando un cruce de declaraciones entre el actual cogobierno de PP y Cs y el anterior cogobierno de PSOE e IU, y dejando la sensación de que, gestione quien gestione en Capitulares, los asuntos urbanísticos siempre se van a convertir en munición política.

El debate, de hecho, se ha convertido muy pronto en una trifulca ad hominem, en la que los portavoces de PP, Cs y Vox han afeado al PSOE y a IU que hayan presentado una moción en el pleno para resolver algunas cuestiones que vienen de su mandato. Por parte del actual gobierno, el más duro ha sido el presidente de Urbanismo, Salvador Fuentes, que ha dicho que PSOE e IU “no tienen autoridad moral” para pedir ceses ni soluciones, ya que entre 2015 y 2019, cuando estaban al frente de la gerencia, “tuvieron todo el tiempo y todo el dinero del mundo”.

Especialmente duro ha sido Fuentes con Pedro García, su antecesor en el cargo, al que ha acusado de dejarle “todo sin hacer” y generar “problemas muy gordos que ya veremos dónde van a acabar”. “Habla usted con mucha vehemencia para la gestión que hizo en Córdoba”, le ha espetado Fuentes a García, antes de preguntarse “qué hubiese pasado en el Gobierno de la señora Ambrosio con una pandemia por medio”.

Por parte del PSOE, la moción la ha defendido Manuel Torralbo, que ha insistido varias veces en su deseo de plantearla en términos de futuro. “Me interesa el futuro de la gerencia y el futuro de Córdoba”, ha aclarado. Con anterioridad, en rueda de prensa, Isabel Ambrosio, había criticado que el Gobierno local no sea “capaz de reconocer ni cumplir aquellos compromisos que ha verbalizado o firmado, tanto por escrito y en medios de comunicación” sobre la Gerencia de Urbanismo, recordando que ésta “sigue pendiente de una auditoría de gestión” y de poner en marcha la ordenanza de licencias.

Por su parte, Pedro García ha afirmado que urbanismo “necesita algo más que una moción. Necesita un debate de ciudad”, y ha reconocido que, si bien “había consenso de que conmigo no funcionaba, ahora hay un consenso parecido de que con Fuentes tampoco funciona”. Mientras tanto, desde Podemos, más allá del “atasco en las licencias”, lo más criticable para su portavoz, Juan Alcántara, es que el equipo de Salvador Fuentes demuestra “una enorme falta de ideas y propuestas de ciudad”.

El portavoz de Cs, David Dorado, y la portavoz de Vox, Paula Badanelli, han insistido en la argumentación ad hominem, negando legitimidad a la propuesta por venir de PSOE e IU. Dorado ha criticado “la incoherencia y el cinismo” de los socialistas, a los que les ha recordado que su moción recoge propuestas que él llevó al anterior gobierno.

Badanelli, por su lado, ha asegurado que la situación en Urbanismo “es heredada” y de ella “son culpables todos los gobierno anteriores”, aunque ha afeado a PSOE e IU que hagan “como si el pasado no existiera”. Finalmente, Vox se ha acabado absteniendo en la votación, sin mostrar tampoco demasiado convencimiento tras el discurso de Salvador Fuentes.

A pesar de ello, la suma de PP y Cs ha sido suficiente para tumbar la moción de los socialistas, que ha servido para evidenciar, una vez más, que la Gerencia de Urbanismo siempre es un asunto que genera tensiones entre Gobierno y oposición.

Etiquetas
stats