Las funerarias dicen que si no se construye el nuevo tanatorio quebrarán

Un féretro, en un tanatorio | ÁLEX GALLEGOS

Las funerarias de Córdoba han instado al Ayuntamiento y a su empresa municipal de cementerios de Córdoba Cecosam a construir el tanatorio que tienen previsto en el cementerio de San Rafael, ya que de lo contrario muchas quebrarán. Según informan a través de una nota de prensa, remitida a este periódico, “del funcionamiento de salas de velatorio depende la subsistencia de las distintas funerarias que operan en Córdoba, empresas que dan empleo a cordobeses que quedarán en paro, si ese funcionamiento no se llevara a cabo”.

“No se puede consentir en general, y menos la administración permitir el cierre definitivo de algunas funerarias, como ya ha ocurrido. Por esta razón, entre otras, se exige de forma rotunda se ejecute el proyecto, construcción y puesta en marcha de salas de velatorio en el Cementerio de San Rafael”, exponen, en un comunicado que contradice al de la empresa y trabajadores de Tanatorios de Córdoba.

La legislación en materia mortuoria da derecho a los familiares de los fallecidos a elegir una funeraria de las operantes en Córdoba. “La administración debe velar por la no vulneración de tal derecho, exigiendo que se respete la normativa sobre competencia para la existencia de una sana competencia, sin caber una situación de dominio de una empresa sobre las demás del sector, deben existir infraestructuras adecuadas al efecto, en razón del interés general, idea fundamental que debe regir toda actividad administrativa”, señala este colectivo, cuyo portavoz es Rafael Barrionuevo Prieto.

“El funcionamiento de la salas velatorio es condición necesaria e indispensable para que el sector funerario trabaje en igualdad de condiciones, acabando con el monopolio ejercido por una sola empresa en Córdoba. La alarma creada, de forma partidista, por la empresa que ejerce ese monopolio en esta ciudad, con respecto a la construcción de la sala de velatorio en el Cementerio de San Rafael, no es real, solo está en la imaginación de aquella. Sus argumentos denotan una defensa de sus propios intereses, no el interés general de los ciudadanos de Córdoba”, denuncian.

“Además, a lo ya comentado nos encontramos con otro problema que la mayor parte del sector funerario estamos viviendo, cual es la gestión del mortuorio del Hospital Reina Sofía a la misma empresa funeraria, dicha empresa recoge al fallecido de la habitación y lo lleva al mortuorio donde les ofrecen desde el primer momento sus servicios, obviando nombrar al resto de empresas funerarias. Lo que agrava aún más la situación de inferioridad del resto de funerarias que operan en Córdoba, creándose una situación de dominio prohibida por la normativa sobre la competencia”, lamentan. “Esta situación de inferioridad y de dominio conlleva un perjuicio manifiesto a las demás funerarias, planteándose algunas el cierre del negocio, con la pérdida de puestos de trabajo que ello supone. Para obviar todo lo expuesto anteriormente, la gestión del mortuorio debe asumirla la propia administración, es decir, el Hospital Reina Sofía de Córdoba”, concluyen.

Etiquetas
stats