Un foso junto a un aparcamiento: denuncian la falta de seguridad en San Basilio

El aparcamiento de Puerta Sevilla.

El pasado fin de semana, y de manera accidental, un vehículo recién aparcado y sin ocupantes se cayó al fondo del foso que separa el aparcamiento de San Basilio en Puerta de Sevilla de la muralla. El vehículo quedó prácticamente en siniestro total, tras una caída de unos cuatro metros de altura, en una zona presuntamente segura de un espacio municipal en el que aparcan los vecinos del Alcázar Viejo.

Este accidente no es el único que ha ocurrido en la zona. Al menos constan ya otros dos más muy similares, en los que un coche al que en un determinado momento le han fallado los frenos ha acabado cayendo al foso. Ante ello, los vecinos y usuarios de este aparcamiento reclaman al Ayuntamiento que tome medidas para evitar este tipo de situaciones que, de momento, siempre se han producido con los coches sin pasajeros.

El pasado fin de semana, una familia acababa de aparcar el coche que acabó en el fondo del foso. Se habían bajado ya cuando el vehículo se precipitó. Pero esa familia no quiere ni pensar qué es lo que podría haber ocurrido en caso de que hubiesen estado dentro.

Ahora, se reclama que ese foso esté protegido de alguna manera. Actualmente, no hay separación alguna entre lo que es el espacio llano en el que aparcan los coches y el fondo del foso. Un vehículo sin el freno de mano puesto o un coche que haga una maniobra que no detecte que se acaba la tierra puede acabar teniendo un accidente fatal y cayendo al fondo, recuerdan desde la asociación de vecinos.

Este aparcamiento fue habilitado de manera provisional en el año 2010, cuando se decidió la peatonalización integral del barrio de San Basilio y la eliminación de todos sus aparcamientos. Los vecinos reclamaban un lugar para aparcar, y finalmente el Ayuntamiento les concedió este espacio, al que solo se puede entrar con una tarjeta de residente en la zona.

En principio, el plan pasaba por construir un aparcamiento subterráneo bajo la avenida del Corregidor, algo posible ya que se trata de un relleno añadido a mediados de los años cincuenta, cuando se construyó el Puente de San Rafael. Sin embargo, el proyecto fue descartado por lo que el aparcamiento provisional acabó convirtiéndose en definitivo.

Etiquetas
Publicado el
9 de noviembre de 2020 - 07:00 h
stats