Dos familias impugnan el acuerdo del Pleno de cambiar el nombre de las calles franquistas

Familiares de víctimas del franquismo en el Pleno en el que se aprobó el cambio de nomenclatura | MADERO CUBERO

Las familias del rejoneador Antonio Cañero y del cronista Rey Díaz han acudido a los tribunales para impugnar la decisión del Pleno del Ayuntamiento de cambiar el nombre de las calles franquistas de la ciudad. Las familias han puesto el caso en manos del Juzgado de lo Contencioso número dos de Córdoba.

Este viernes, en rueda de prensa, los tenientes de alcalde Emilio Aumente y Alba Doblas han considerado que esta demanda es a la totalidad, no al caso concreto de la retirada del nombre de sus familiares de las vías. “Es contra el acuerdo de Pleno, que de momento es lo único que hay”, consideró Aumente.

El caso está ahora en manos de la Asesoría Jurídica municipal, que es quien tiene que establecer los criterios correspondientes. En manos del juez, no obstante, está la decisión de sobreseer la denuncia u ordenar la paralización de todo el proceso, atendiendo también a los criterios jurídicos que considere.

En febrero de este año, el Pleno aprobó la retirada del callejero de Córdoba de 15 nombres vinculados con el franquismo y la represión posterior a la Guerra Civil. El PP, Ciudadanos y UCOR rechazaron que se tocase el nombre de la calle Cruz Conde, de la plaza de Cañero, de la avenida de Conde de Vallellano, de la calle Cronista Rey Díaz, la calle José María Pemán y la Cruz de los Caídos en la Plaza de la Constitución. El resto de los puntos salió adelante por unanimidad.

Etiquetas
stats