Un ex trabajador de Cajasur remite a la juez Alaya el ERE del año 2000

.
Rafael Bueno denuncia ante la popular magistrada sevillana que la Junta aprobó un ERE en la caja pese a que en ese año daba beneficios

Un ex trabajador de Cajasur, Rafael Bueno, ha enviado a la titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, la popular juez Mercedes Alaya, un escrito comunicando el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) llevado a cabo por Cajasur en el año 2000. La juez Alaya está investigando a través de una macrocausa judicial la tramitación que hizo la Junta de Andalucía a la hora de conceder las ayudas con las que se aplicaban los EREs en distintas empresas en crisis de la región desde el año 1999.

Según el escrito de Rafael Bueno, al que ha tenido acceso este periódico, “en el año 2000, la Junta de Andalucía presuntamente a través del señor [Gaspar] Zarrías [ex consejero de Presidencia] concedió un ERE a Cajasur a pesar de dar beneficios por esas fechas” y “a través del cual presuntamente fueron a parar diversas subvenciones y exenciones económicas”.

Bueno argumenta en su escrito a la juez Alaya, donde le ruega que investigue los hechos, que en ese ERE fueron despedidos “un número importante de empleados para inmediatamente después aumentar la plantilla en muchos más”.

El ex empleado de Cajasur insiste ante la juez en que debería investigar estos hechos “ya que presuntamente podríamos estar ante un nuevo caso de presunta utilización ilícita de los EREs de la Junta de Andalucía”.

Etiquetas
stats