Esperanza y Dolores realizan ligeros cambios en sus recorridos

Nuestra Señora de los Dolores, el Viernes Santo de 2016 | JUAN A. JIMÉNEZ

Sólo cuatro días restan -si se cuenta este jueves- para el inicio de una Semana Santa que en Córdoba será histórica. El motivo no es otro que el cumplimiento de un anhelo: el traslado de la Carrera Oficial a la Mezquita Catedral y su entorno. Precisamente esa significativa e importante modificación supone la realización de otras muchas en lo que se refiere a los itinerarios parciales. Después de meses de intenso trabajo, las distintas corporaciones penitenciales de la ciudad cerraron sus recorridos para hacer posible el tránsito generalizado, como recorrido común, por el primer templo de la Diócesis. Sin embargo, con el Domingo de Ramos cuasi presente dos hermandades decidieron realizar variaciones en sus trayectos. En concreto, son las cofradías de la Esperanza y de los Dolores la que optaron por introducir cambios que repercutan en beneficio de sus propias estaciones de penitencia y de otras.

La hermandad de la Esperanza apenas modificará dos calles en su camino de vuelta, antes de poner rumbo a la Cuesta del Bailío. La corporación radicada en San Andrés había previsto transitar por Capitulares y Alfonso XIII antes de recorrer Carbonell y Morand con dirección al mencionado emblemático punto. Esas dos vías son las que sustituirá en su trazado la cofradía del Domingo de Ramos, que después de cerrar su paso por Diario de Córdoba subirá Claudio Marcelo para cruzar posteriormente María Cristina. De esta forma, se evitará un perjuicio mutuo en el discurrir de su cortejo y el del Rescatado, que ya anunció semanas atrás que variaba su itinerario de regreso: si bien en un principio barajaba dirigirse hacia San Agustín por Alfaros y Juan Rufo, la corporación trinitaria lo hará por San Pablo, plaza de San Andrés y Hermanos López Diéguez -tal y como apareció reflejado en los horarios publicados por EL CIRINEO-.

Por su parte, la hermandad de los Dolores incluirá en su recorrido de ida otro punto emblemático. Se trata de la plaza del Potro, por la que transitará rumbo a la Mezquita Catedral. La corporación servita tenía planificada su llegada a Ronda de Isasa para realizar su paso por Carrera Oficial por la vía directa que supone San Fernando y la Cruz del Rastro. Pero con la idea de obtener más tiempo para iniciar el trazado común decidió establecer una variación que llevará a su cortejo a caminar por Romero Barros, la plaza del Potro y Enrique Romero de Torres para salir al Paseo de la Ribera.

Etiquetas
stats