La discapacidad intelectual se hace invisible en la crisis

FOTO: MADERO CUBERO
Un millar de personas protesta en Córdoba por los recortes en derechos de las personas con minusvalía

“Los derechos de las personas con discapacidad están abocados a perderse. Las personas con discapacidad se están haciendo invisibles”. Así de clara ha sido esta mañana Ángela Amate, miembro en Córdoba de Feaps (Confederación Española de Organizaciones en favor de las Personas con Discapacidad Intelectual).

Esta organización ha convocado concentraciones y manifestaciones en toda España para denunciar las fatales consecuencias de la política de recortes emprendida por el Gobierno, especialmente en un colectivo muy vulnerable como el de las personas con discapacidad intelectual.

“Todos los derechos que hemos conseguido durante 40 años se están perdiendo. Las personas con estas minusvalía fueron declarados ciudadanos de pleno derecho por la ONU y estamos viendo cómo hay falta de recursos en empleo, viviendo, en plazas de centros concertados de apoyo... en todo”, señala Oviedo.

Su queja se hace extensible a la Junta de Andalucía, con la que las asociaciones tienen concertados numerosos servicios de atención cuyo pago y mantenimiento también está sufriendo retrasos. “Sólo en Córdoba nos deben 4 millones de años. Los retrasos comenzaron en el mes de abril. Y hay muchas personas afectadas, también los trabajadores. A muchas entidades les cuesta tocar las nóminas y ya ha habido despidos”. Las siete entidades integradas en Feaps que hay en Córdoba atienden a unas 2.000 personas con discapacidad intelectual en la provincia.

En un manifiesto, Feaps denuncia, entro otras cosas que “se están comprometiendo los proyectos de vida digna de las personas en igualdad de condiciones y plena ciudadanía. Las reformas y recortes en educación, salud, empleo y servicios sociales vulneran la Convención de Naciones Unidas ratificada por el gobierno de España”. Critica que “Los recortes, los retrasos de financiación y la falta de crédito hacen inviable el mantenimiento de los servicios y programas que apoyan

a las personas en sus proyectos de vida“.

Las listas de espera en los servicios provoca que “por falta de inversiones, las personas que, por ejemplo, salen del sistema educativo se tienen que quedar en casa porque no hay lugar para ellas en servicios de adultos”, afirma la asociación. En cuanto a la dependencia, Feaps señala que “se ha mermado la cobertura para la Atención a la Dependencia en un porcentaje insoportable. El recorte de prestaciones, la creciente espera, la revisión del baremo y la falta de apoyos a la autonomía personal han dejado en agua de borrajas un

derecho anunciado como el cuarto pilar del Estado de Bienestar“.

Etiquetas
stats