La Diputación liquida su participación en Sogitur

El vicepresidente de la Diputación, Salvador, Fuentes y la presidenta María Luisa Ceballos.
Esta decisión se encuentra enmarcada dentro del compromiso de la institución por controlar la racionalización del gasto. La empresa, constituida en 2006,tenía una deuda de 268.000 euros

La Diputación de Córdoba acaba de liquidar su participación en Sogitur, Sociedad de Gestión e Inversión en Infraestructuras Turísticas de Córdoba, empresa cuyas pérdidas entre 2012 y 2013 han sumado más de 268.000 euros. La presidenta de la institución provincial, María Luisa Ceballos, ha informado de que esta ejecución de liquidación se basa en el principio de la ley de transparencia y compromiso racional del gasto. “En un momento, la Diputación entró a participar en determinados organismos y empresas, en los que creemos, desde nuestro particular punto de vista, no tenía por qué hacerlo, ya que hablamos de sociedades privadas. No debemos entrar en competencia con el sector privado”, ha indicado Ceballos. Ha explicado que “el fin de Sogitur era promocionar las actividades empresariales que posibilitaran el desarrollo de las potencialidades turísticas de la provincia de Córdoba”.

Sogitur, que se creó en 2006, estaba compuesta por la Diputación de Córdoba en un 44,31%, con una aportación inicial de 350.000 euros; Grupo de Empresas Cajasur y Caixa Bank, cada una con una participación de un 18,35%, 145.000 euros respectivamente; Grupo Cinco, cuya participación accionarial era del 15,19%, 120.000 euros; y Foro para la Calidad de Córdoba con un 3,80%, 30.000 euros. “En junio de 2011 Sogitur no tiene personal a su servicio, por lo que se procede a su liquidación”, apunta la presidenta.

Ceballos ha expuesto, además que Sogitur estaba presente en otras tres empresas: Almodóvar Rural SL, que se dedicaba a la gestión de un pequeño hotel, en un 36%; en Sociedad Turismo y Ocio de Iznájar SL, con un 31%, y en Quality Incentives SL, en un 10%.

Por su parte, el vicepresidente primero de la Diputación, Salvador Fuentes, ha manifestado que esta decisión se encuentra enmarcada dentro de un proceso de reestructuración y racionalización que esta llevando a cabo la institución. “Había que ver qué tenía sentido y que no. Eso es una labor silenciosa, callada y de despacho para evaluar cuentas. Esta empresa no tenía sentido, era un despropósito”. Fuentes también ha destacado que la empresa alcanzó pérdidas de 247.430 euros en 2013, y de 20.572 euros en 2012; de un capital desembolsado de 350.000 euros. “No culpamos de delito a nadie pero si de mala gestión”, concluyó.

Etiquetas
stats