Se despide la lluvia, vuelven las heladas

Los cordobeses se protegen del frío | MADERO CUBERO

Tras un mes de sequía y mínimas heladoras, la jornada del pasado sábado se teñía de gris y vino a dejar las primeras lluvias del año. Precipitación escasa que a duras penas alcanzaba los 10 mm de acumulado en algunos puntos de la provincia, del todo insuficientes para un invierno que ha comenzado muy seco y que vuelve a encontrarse con un parón en los próximos días. Se va la lluvia y vuelve el frío helador a primeras horas de la mañana, en medio de un cambio de patrón al que le está costando asentarse, pero que promete dar verdaderas alegrías para cerrar enero y comienzos del nuevo mes.

Viento del norte

El paso de la borrasca del pasado fin de semana hasta el Mar Mediterráneo iba a servir para abrir el grifo de las entradas frías desde el norte peninsular. Una tendencia que promete prolongarse en el tiempo y que en función de la posición que juegue el anticiclón de las Azores irá permitiendo que dichas entradas afecten parcial o totalmente a la península Ibérica.

Un dibujo de grandes centros de acción donde la sucesión de entradas de frentes fríos atlánticos desde la vertiente cántabra mantendrá una pugna durante toda la semana con la influencia de la cuña anticiclónica desde la vertiente atlántica. Un combate sin vencedor claro que someterá a la Península a un vaivén de temperaturas con marcadas diferencias según transite la semana, y donde las lluvias jugarán un papel muy secundario a la espera de un final de mes que sirva de eclosión al cambio de patrón que los modelos dibujan a medio plazo.

Heladas matinales a la espera del cambio

La provincia encara así una semana en el que la vuelta al termómetro 'en negativo' y la casi total ausencia de lluvia serán las protagonistas meteorológicas. La anunciada entrada de aire frío, acompañada de la estabilización parcial de la atmósfera, van a permitir que durante lunes y martes las inversiones térmicas nocturnas dejen registros mínimos que volverán a quedarse por debajo de 0 °C en zonas de valle y mesetarias. Así la Agencia Estatal de Meteorología ha activado un aviso amarillo para la mañana del martes en Campiña cordobesa por mínimas que podrán llegar a -1 °C.

Unas mínimas que se recuperarán a partir del miércoles gracias al paso de un frente muy poco activo desde la tarde del martes, que si bien podría dejarse notar en algunos puntos dispersos de la provincia, más probables en los sistemas serranos, serán de carácter muy débil y prácticamente imperceptibles. Lluvia prácticamente testimonial que contendrá las temperaturas, y que quedarán a la espera de una definición del escenario atmosférico que rompa definitivamente una tendencia seca que se prolonga ya en exceso.

Puede seguir a Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats