Denuncian cómo se abastece de agua las Siete Fincas

Imagen de recurso de un grifo en una vivienda | PIXABAY
Una vecina escribe a la Confederación y el organismo de cuenca le responde que no hay ninguna comunidad ni concesión que preste un servicio por el que los vecinos pagan todos los meses

El abogado Ángel Gómez Puerto y la vecina Cristina Román han interpuesto una denuncia ante la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) por el sistema de abastecimiento de agua potable de la urbanización las Siete Fincas, enclavada en pleno corazón de la Sierra de Córdoba y que dispone de unas 400 viviendas.

Tanto el abogado como esta vecina enviaron varios escritos a la CHG preguntando sobre los permisos de que dispone una comunidad de usuarios llamada Adaros de Córdoba, que es la que presta el servicio. Esta comunidad además cobra recibos a los vecinos por el servicio de agua potable, que en esta zona, pese a estar urbanizada y contar con todos los parabienes municipales, no tiene servicio de agua potable prestado por Emacsa. Los vecinos, y en consecuencia el Ayuntamiento, también han sido multados por el deficiente sistema de alcantarillado y los vertidos de aguas fecales a una de las zonas naturales más protegidas de la Sierra de Córdoba.

Esta vecina, y su abogado, escribieron a la CHG preguntándole sobre la situación de esta comunidad de propietarios, que alegaba que contaba con el permiso para extraer el agua potable de varios pozos existentes en la zona. No obstante, en su respuesta la CHG aseguró que no le constaba la existencia de una comunidad de usuarios con ese nombre y con la autorización de la Ley de Aguas para prestar este servicio.

Por eso, y tras la celebración de una junta directiva de la comunidad de propietarios, tanto Gómez Puerto como la vecina solicitaron documentación que, según su testimonio, los responsables de esta entidad argumentaron que poseían para prestar este servicio. Sin embargo, y según el letrado, la documentación aún no les ha llegado, por lo que han denunciado el caso ante la Confederación del Guadalquivir.

Precisamente, la Asociación de Vecinos Las Jaras, está manteniendo reuniones con los grupos políticos del Ayuntamiento de Córdoba, a fin de manifestarle la situación de abandono que sufre la Urbanización. Los problemas que plantean los vecinos, según recoge una nota de prensa, pasan por “resolver la situación irregular del servicio de abastecimiento de agua potable y los vertidos”. En la actualidad el agua la suministra la empresa privada Luxico Proyectos Inmobiliarios, “que creemos que no dispone de Concesión Administrativa alguna, ni para captación ni para distribución y vertido. La concesión la tiene Emacsa y está recogida en una Ordenanza Municipal”, insiste el comunicado.

Los vecinos consideran que en esta concesión caducada, se deja claro que “el otorgamiento de la presente concesión no exime al concesionario de la obtención de cualquier otro tipo de autorización o licencia que, conforme a otras leyes, se exija a su actividad o instalaciones”. La asociación vecinal resalta que “la concesión se le otorga a la empresa Javiaras y que la modificación de las características requerirá la autorización del organismo otorgante, la Confederación”.

Por tanto la empresa Luxico, afirman, “no tiene concesión alguna y esta abasteciendo de agua desde hace más de 12 años, a través de un documento de un técnico de la Gerencia que indica que el ‘Ayuntamiento no tiene que conceder permiso para distribución de agua’, desconociendo que para dar el servicio se necesita la autorización por los órganos de gobierno del Ayuntamiento de un Concurso Público y un Pliego de Condiciones Técnicas, por lo que existen posibles irregularidades, como mínimo de carácter administrativo”. Tanto Javiaras como Luxico, si quieren distribuir agua, “deberán someterse a las normas municipales de gestión de un servicio público. Este Servicio actual es ilegal”, zanjan los vecinos en el comunicado.

Etiquetas
stats