El Defensor del Pueblo pide “respuesta” a la “emergencia social” en las residencias de mayores

Residencia de mayores del Figueroa | MADERO CUBERO

El Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, ha hecho “un llamamiento humanitario” ante “la grave situación” que atraviesan las personas mayores residentes en centros privados, públicos o concertados en Andalucía y ha pedido “respuesta a esta emergencia social” ante los casos de infestación y fallecimientos de personas mayores que “se están sucediendo en estas residencias, al igual que en otros puntos del territorio español”.

“La envergadura de este problema y su dimensión humanitaria hacen necesaria una investigación de oficio de la Institución del Defensor del Pueblo Andaluz para acceder a la información que permita analizar el cumplimiento de las competencias y obligaciones por la Administración pública andaluza, siempre desde la perspectiva de la salvaguarda de los derechos de la ciudadanía”, ha detallado la Institución en un comunicado.

A raíz de “la ingente información pública conocida y de las denuncias que han llegado a la Institución”, el Defensor del Pueblo Andaluz ha considerado que “es imperiosa la necesidad de extremar las precauciones y medidas de protección de las personas mayores que viven en residencias, como colectivo de especial vulnerabilidad por la limitación de sus capacidades y su exposición al contacto humano, al depender absolutamente de él para su supervivencia ordinaria”.

De la misma forma, también ha considerado que “es prioritario que las administraciones se coordinen para resolver las dificultades de organización y de respuesta para afrontar las situaciones de riesgo generadas por la falta de equipos de protección y abordar las pruebas de detección de la enfermedad”.

Así, ha señalado que “son muchas las denuncias públicas” que han llegado a la Institución del Defensor del Pueblo Andaluz “por la falta de los equipos de protección a los profesionales para atender a estas personas, con riesgo de contagio mutuo; el desconocimiento de a quién deben instar su aprovisionamiento; la omisión de la práctica de la prueba de coronavirus a residentes mayores que en estos días han sido ingresados en hospitales por neumonía o pudieran padecer la enfermedad por sus síntomas; la carencia de espacios para el aislamiento de los contagiados o residentes con sospecha de afectación vírica o la falta de personal por las bajas sobrevenidas, entre otras”.

El Defensor del Pueblo Andaluz ha indicado que también ha prestado “especial atención a las declaraciones publicadas de la Administración sanitaria, alusivas a la cuantificación en 700 de las residencias, públicas y privadas, existentes en la Comunidad Autónoma, a sus 45.000 residentes, a los intentos de aislamiento de los casos positivos detectados, a la revisión de las condiciones higiénicas y sanitarias de los inmuebles y al contacto con fines de coordinación con la Consejería de Igualdad” así como ha conocido la labor de desinfección de la Unidad Militar de Emergencias (UME) en diversas residencias de mayores.

Por ello y “tras el análisis de toda esta información y del manejo respetuoso y objetivo de la misma”, el Defensor del Pueblo Andaluz se ha dirigido a la Consejería de Salud y Familias y a la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía “para conocer las medidas específicas adoptadas para la salvaguarda de la salud de las personas mayores residentes en los centros de Andalucía, cualquiera que sea su titularidad, frente al riesgo de contagio por Covid-19, la previsión para realizar las pruebas de detección diagnósticas específicas, además de las actuaciones de coordinación realizadas para garantizar su atención y protección”.

Etiquetas
stats