“Y poder decir a futuras generaciones, con orgullo y satisfacción: yo estaba allí”

El portavoz de Ciudadanos, José Luis Vilches, en el salón de plenos | TONI BLANCO
Ciudadanos presenta sus “nueve líneas naranja” para apoyar unos presupuestos a los que ya votó en contra en la comisión de Cuentas | Auditoría, oposiciones en Urbanismo e Imdeec, Plan de Comercio o Metrotrén, entre las condiciones para el 'sí'

En el Ayuntamiento todo es de colores: de las ocho líneas verdes de Ganemos a las nueve líneas naranja de Ciudadanos. El portavoz de la formación de Albert Rivera en el Ayuntamiento de Córdoba, José Luis Vilches, presentó ante los medios un documento de una treintena de páginas en el que se recoge una “primera visión” del proyecto de presupuestos que ya rechazaron esta semana en la comisión de Cuentas. Una negativa que Vilches señaló que “no es irreversible” siempre y cuando se atiendan sus recomendaciones .

Y todo ello, pese a que en el extenso documento se señala que “no hay proyecto de ciudad” y se recogen, punto por punto, el dictamen del informe de Intervención en materia de Personal (oposiciones en la Gerencia Municipal de Urbanismo y el Imdeec), desglose del Plan de Inversiones, Plan de Viabilidad para Aucorsa... A ellas se unen la reorientación del Imdeec para la captación de fondos europeos, la creación del Área del Emprendedor, una auditoría técnica y de gestión y propuestas como el metrotrén, la reforma de la Huerta de la Reina (ambas ya tratadas en el Pleno) y un Plan de Comercio para Córdoba, entre otras.

No se quedan aquí las propuestas y las conclusiones de esta primera lectura del presupuesto. Ciudadanos aboga por la captación de fondos e implantación de energías renovables, gestión transparente de las empresas municipales, no abrir más vertederos en cumplimiento de la normativa 2020 de la UE, reclamar fondos Feder para comunicar vía ferrocarril el puerto de Algeciras con Córdoba o la creación del museo Las Córdobas del Mundo en alguno de los edificios municipales en desuso.

Todo ello dirigido a “abandonar el actual pesimismo que nos embarga, para cambiar y colocarnos en la senda de la recuperación económica y de nuestra propia estima”, reza el extenso documento, en el que, como el voto del martes, se indica que “imposible es solo una palabra”. El fin que propugna la formación naranja es que “cuando acabe el mandato de la actual corporación podamos sentirnos satisfechos de haber colaborado en la consecución de ese estado de ánimo y poder decir a futuras generaciones, con satisfacción y orgullo: 'Cuando eso ocurrió...yo estaba allí'”, indica el documento.

Etiquetas
stats