El culebrón de nunca acabar en Pérez Giménez: el juez anula la subasta

Trabajadores y empresarios de Pérez Giménez, ante la puerta del juzgado | MADERO CUBERO
El titular del Juzgado de lo Mercantil de Córdoba convoca una subastilla para el mes de octubre y retira la adjudicación provisional que había hecho a la multinacional Globalaeronautic

La historia de la quiebra, concurso de acreedores, liquidación y posterior subasta de los Laboratorios Pérez Giménez de Almodóvar del Río se está convirtiendo en un culebrón, que torna en pesadilla para 150 trabajadores que llevan más de dos años sin cobrar sus salarios, y que parece que nunca va a acabar. El titular del Juzgado de lo Mercantil de Córdoba, Fernando Caballero, acaba de firmar un auto por el que suspende la adjudicación provisional que había firmado a favor de la multinacional Globalaeronautic y convoca una subastilla para el próximo mes de octubre, con el objetivo de encontrar un nuevo comprador.

Según el auto, el juez cree que no hay motivos justificados por los que Globalaeronautic no haya culminado la compra de los laboratorios Pérez Giménez. En junio, el juez adjudicó provisionalmente los laboratorios a esta empresa, que depositó en fianza un millón de euros, con el compromiso de entregar diez más y firmar una escritura de compraventa. Sin embargo, y según hizo público la propia empresa, a través de una rueda de prensa, un recurso presentado a última hora por la Tesorería de la Seguridad Social le impidió firmar la compraventa. El recurso reclamaba que la firma abonase a la Seguridad Social el 100% de las deudas que había contraído Pérez Giménez en el pasado.

Ahora, “dado que no se ha materializado la transmisión en el plazo señalado, decae la adjudicación a favor de Globalaeronautic y procede continuar lo acordado en el auto de 2 de junio de 2014”, escribe en el auto el juez de lo Mercantil. Así, “se acuerda la convocatoria de una subaslilla en este juzgado el 2 de octubre a las 10.30”, en el que se intentará vender los laboratorios. Las condiciones también las marca el juez en su auto: “tipo mínimo de 7.700.000 euros y subrogación en 40 relaciones laborales”. Es decir, el pago por toda la empresa de 7,7 millones y que se mantengan 40 puestos de trabajo. El juez será el que decidirá a qué empresa le vende Pérez Giménez.

Antes, cada uno de los postores tendrá que depositar un millón de euros como fianza, para garantizar que disponen de liquidez. El juez ha enviado el auto a todas las empresas que en su día se presentaron a la subasta para invitarlas a la subastilla: Zumos Palma, Laboratorios Normon, Morera & Vallejo, Ingenieria y Planificación Sostenible, Procono y Kraspharma.

En otro auto, el juez ha desestimado una demanda del comité de empresa para que se incluyera a los 40 trabajadores que quedaron fuera en el Expediente Temporal de Regulación de Empleo (ERTE) que se llevó a cabo sobre 111 de los 150 trabajadores de Pérez Giménez, con el objetivo de que unos pudieran cobrar parte de sus salarios y otros mantuvieran la firma en perfectas condiciones para que pudiera ser vendida.

Etiquetas
stats