Un cuarto de siglo de miradas al mar

.
El malagueño Juan Miguel Alba expone en la Bienal de Fotografía su trabajo durante 24 años tomando imágenes marítimas

Cuenta el fotógrafo Juan Miguel Alba que su vida es el mar, que no entendería su existencia sin esa gran mancha azul, a veces gris, a veces verdosa, que ha formado siempre parte de su horizonte vital. "Me pillas caminando al lado del mar", dice cuando coge el teléfono desde su Málaga natal.

Durante 24 años ha tomado imágenes del mar junto al que nació y ahora vive en Torre de Benagalbón (Málaga), pero también del Cantábrico y del Atlántico, de múltiples ciudades costeras de España y sus paisajes marítimos que ahora componen la exposición Mar -no podía titularse de otra manera- que este fotógrafo firma en la Bienal de Fotografía de Córdoba.

Del total de 80 imágenes que compone este trabajo realizado durante un cuarto de siglo, ahora se exponen en Córdoba 31 fotografías, todas en blanco y negro, realizadas con distintas cámaras -panorámicas, de formato medio y también digitales- que han servido para plasmar la mirada al mar de este malagueño que ahora invita a quienes viven en una ciudad de interior como Córdoba a pasearse por ese mar que le ha acompañado toda la vida.

La exposición, que se puede visitar en la Sala Arte del IES Luis de Góngora, realiza un recorrido por playas, acantilados, oleajes y personas al borde del mar, con la fuerza de este elemento de la naturaleza y la luz de distintas épocas del año en lugares como el Cabo de Gata y de Trafalgar, playas del norte como Zumaia, Las Catedrales y Vilela; otras del sur en Huelva, Zahara de los Atunes, Barbate, Los Álamos, Sancti Petri, La Misericordia, La Araña y Torre de Benagalbón) y algunas imágenes de puertos de pescadores como La Caleta de Vélez.

"El mar te da paz, sosiego, tranquilidad...para evadirnos de la cotidianeidad", explica Alba sobre el mensaje de ese gigante azul que día tras día acuna a la costa y que prefiere siempre ver "fuera de la época veraniega", en calma, sin cientos de personas a su orilla, cuando transmite su fuerza y sensaciones en estado puro, cuenta este fotógrafo que ha participado en más de 300 exposiciones en España y en países como Francia, Suiza, Suecia, Serbia y Montenegro.

Etiquetas
stats