CSIF denuncia agresiones en el hospital de Puente Genil

Paciente viendo la tele en el hospital Reina Sofía | MADERO CUBERO
El sindicato informa de varios altercados en las últimas semanas debido a incidentes protagonizados por familiares de usuarios| En uno de los sucesos una médico fue atacada con unas tijeras por una paciente

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, de Córdoba, denuncia la situación de “inseguridad” que se vive en el Hospital de Alta Resolución de Puente Genil. El sindicato informa de varios hechos ocurridos en las últimas semanas en el citado centro médico. El primero de ellos fue protagonizado por una familia del municipio que provocó “un auténtico escándalo público” en el hospital con múltiples gritos y amenazas a los profesionales, que temieron por su integridad física.

En una nota de prensa, el Sector de Sanidad de CSIF en Córdoba detalla que otro suceso tuvo lugar al día siguiente y fue cometido por la misma familia. “La situación alcanzó tal calibre que fue necesaria la intervención del personal de seguridad ante el pánico vivido por trabajadores y usuarios”, destaca. Otra familia residente en la localidad acudió al hospital con uno de sus miembros ya fallecido. Fruto del nerviosismo, varios integrantes de esta familia provocaron alteraciones del orden con aporreos de puertas, broncas y jaleo que requirieron la presencia de la Guardia Civil.

El últimos de los hechos ha tenido lugar hace pocos días. Una paciente, tras ser atendida por los profesionales, comenzó a ponerse agresiva y, al acudir el personal sanitario, los amenazó con unas tijeras, siendo agredida con las mismas una médica, que sufrió heridas superficiales. El supervisor de guardia y la propia facultativa denunciaron inmediatamente los hechos, activándose el protocolo de agresiones que la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales tiene establecido para estos casos.

El Sector de Sanidad de CSIF, que muestra una vez más su firme rechazo a cualquier forma de agresión física y/o verbal, asegura que todas estas situaciones han sido denunciadas ante la dirección del hospital tanto de forma verbal como escrita. La central sindical reclama la aplicación de medidas de seguridad de forma inmediata que cuenten con el respaldo de la dirección para proteger a pacientes y trabajadores.

Además, CSIF solicita a los responsables de la agencia sanitaria que visionen las cámaras de las instalaciones para comprobar los hechos denunciados y, de este modo, personarse judicialmente contra los culpables de los mismos ante las situaciones de indefensión que padecen tanto los profesionales como los propios usuarios. “La presión a la que estamos sometidos por algunas familias hacen que nuestro trabajo profesional se desvirtué y tengamos que movernos entre la amenaza y el improperio, sufriendo cuadros de estrés añadido a la difícil tarea del trabajo en urgencias”, afirma el sindicato.

Etiquetas
stats