CSIF critica las “ratios elevadas” que se registran en “muchos” colegios de la provincia

Rueda de prensa de CSIF.

El sindicato CSIF en Córdoba ha criticado las “ratios elevadas” que se registran en “muchos centros educativos cordobeses” al inicio del presente curso, ya que “este problema se ha producido, además de en Nueva Carteya y Fuente Palmera, como se ha conocido por la prensa, en la capital, en Bujalance, en Lucena, en Belalcázar y en Puente Genil”, a lo que se suma que “los recursos para Educación Especial siguen siendo insuficientes”.

Así lo ha señalado este martes en rueda de prensa la responsable del Sector de Educación de CSIF Córdoba, Elena García, quien ha presentado una encuesta con las opiniones de los docentes para conocer las principales deficiencias y retos del nuevo curso 2019/20, indicando García que una de las cuestiones en las que más inciden los profesores es el tema de las elevadas ratios en las aulas de los centros públicos.

CSIF ha detectado, “con preocupación, cómo en no pocos centros de la provincia se inicia el curso con cupos sobrepasados a lo establecidos en la normativa vigente, incluso llegando a algunos grupos de Bachillerato a 44 alumnos por aula”, y aunque “es verdad que existe una medida excepcional para elevar la ratio en un diez por ciento en los casos de escolarización sobrevenida, de ningún modo puede convertirse en un recurso habitual de la Administración educativa”.

La responsable de CSIF, sindicato mayoritario en la enseñanza pública cordobesa y andaluza, ha aclarado que “este problema no solo ha ocurrido en Nueva Carteya y en Fuente Palmera durante este inicio del curso, sino que también se han producido ratios elevadas en colegios e institutos de la capital, Lucena, Doña Mencía, Belalcázar y Puente Genil”.

De hecho, el estudio del sindicato apunta a que “más del 60 por ciento de los docentes consultados aseguran que en sus centros hay cupos iguales o superiores a los 25 alumnos fijados por la normativa en el caso de Infantil y Primaria, mientras que un 40 por ciento de los profesores de Secundaria se enfrentan a ratios iguales o superiores a 35 alumnos”.

En este punto, Elena García ha recordado que, desde hace dos años, CSIF Córdoba tiene en marcha una campaña para la reducción de las ratios en, al menos, cinco alumnos por unidad, “una medida que generaría 1.500 puestos de docentes en la provincia”.

La máxima representante del Sector de Educación de CSIF Córdoba ha dicho también que “es necesaria una adecuada planificación” por parte de la Junta de Andalucía, “a fin de evitar que se sigan suprimiendo unidades en la enseñanza pública, teniendo en cuenta que en el último lustro son 250 las que se han perdido en la provincia”, y la Delegación Territorial de Educación “debe dejar de maquillar la realidad y ofrecer datos reales sobre este asunto”.

Plantillas incompletas

Por otro lado, el informe revela que “las plantillas han comenzado incompletas el nuevo curso escolar, sobre todo en Secundaria”, hasta el punto de que, sobre la posibilidad de aumentar el personal en los centros, “el 80% de los docentes de Primaria consultados aseguran que se trata de una medida muy necesaria, mientras que un 52 por ciento del profesorado de Secundaria tambien considera que es muy necesaria y un 48 por ciento cree que es moderadamente necesaria”.

En este sentido, el sindicato aboga por la incorporación de todos los efectivos en las plantillas de los centros educativos cordobeses durante la primera semana de septiembre, “ya que ello redundaría en una mejor planificación de los colegios e institutos, en la distribución de tutorías o en las labores de coordinación y organización”.

Por su parte, el secretario de Organización del Sector de Educación de CSIF Córdoba, Samir Wahab, ha resaltado que los recursos personales para atender a los alumnos con necesidades educativas especiales siguen siendo “insuficientes” y, “en consecuencia, algunos de estos alumnos se limitan a recibir medidas generales en lugar dar respuesta a sus dificultades en el aprendizaje”.

En la encuesta se indica que solo el 60% de los centros educativos públicos tienen en plantilla a un profesional de Pedagogía Terapéutica (PT) a tiempo completo, una cifra que baja al 40% en el caso de Audición y Lenguaje (AL). En el resto de los centros este docente se comparte con otros o, directamente, no existe ese recurso.

CSIF defiende que todos los colegios de la provincia cuenten, como mínimo, con un especialista en ambas disciplinas a tiempo completo, sin perjuicio de la dotación de recursos adicionales atendiendo a las necesidades de cada centro.

En cuanto a las demandas de los docentes, CSIF se hace eco del malestar que ha supuesto en los centros de Infantil y Primaria la implementación de una instrucción sobre el curriculum que implica un cambio normativo impuesto por la Consejería de Educación y Deporte. Esta medida “ha incidido de manera negativa en la confección de los horarios y supresión de puestos docentes”.

Por eso, CSIF pide a la Junta “que haga públicos los criterios que justifiquen que los docentes de Educación Especial deban compartir centros, y que se incremente la plantilla si se detectan necesidades a lo largo del curso, sin que eso suponga quitar recursos a otro centro”.

Etiquetas
stats