La crisis dispara las peticiones de asistencia jurídica gratuita

Carlos Arias se dirige al público durante las jornadas sobre el turno de oficio.
Durante el primer semestre del año, la abogacía cordobesa acumuló un total de 7.574 asuntos provenientes de este servicio público

La Transición en España estuvo marcada por su período constituyente. Después de los últimos años de agonía de la dictadura del general Franco, el entonces presidente Adolfo Suárez y su cúpula de gobierno creaban para España su norma suprema del ordenamiento jurídico: la Constitución. A partir de entonces, instituciones, Monarquía, Ejército y demás personas físicas estaban sujetos a lo que ahí estaba escrito.

Uno de las materias que establecieron como prioritaria fue la justicia para los ciudadanos, la igualdad ante la ley. De ahí el artículo 24, en el que se garantiza que todo ciudadano tiene derecho a la tutela judicial efectiva, es decir, el derecho a acudir a los tribunales cuando algún derecho le es violado. Así, en mor del cumplimiento de este fundamento jurídico nace la Justicia Gratuita y el turno de oficio. Y ayer, el Colegio de Abogados, representado por María Victoria García, vicedecana del Colegio, celebró el tercer día de este servicio público esencial

La asistencia jurídica gratuita se creó para que lo más desfavorecidos no vieran mermada su defensa ante un tribunal por ausencia de recursos económicos. Así, pueden acudir a esta garantía todas las personas físicas cuyos ingresos no superen dos veces la cantidad de 12.780 euros. Los datos más recientes del Servicio de Asistencia Jurídica Gratuita registrados en Córdoba confirman un creciente aumento de personas que acuden a esta instancia debido, fundamentalmente, a la actual crisis económica. El primer semestre de 2013 contó con 555 abogados cordobeses en el Turno de Oficio, que atendieron un total de 7.574 casos, siendo la jurisdicción Penal la que presentó más litigios (4.184).

Así las cosas, unido al incremento de la presencia de la Asistencia Jurídica Gratuita, está la disminución del presupuesto que la Junta de Andalucía destinó a la materia relacionada con el derecho a la asistencia a los detenidos en las cárceles. Carlos Arias, diputado cuarto de la Junta de Gobierno del Colegio de Abogados de Córdoba y diputado responsable de la Comisión de Vigilancia Penitenciaria, entiende que “si en situaciones de crisis dejamos desprotegidos a los presos no estamos cumpliendo con nuestros fines”. Por ello, dicha Comisión, con el beneplácito de las autoridades competentes, crearon una asociación de abogados que, de manera altruista, presta un servicio de guardia de 24 horas a los detenidos. No obstante, Arias apuntó que “esta iniciativa no se puede extender en el tiempo y la Junta tiene que responder ya”.

En este sentido, Amalia Rebollo, representante de la agrupación de abogados jóvenes, comentó que se acaba de iniciar un programa de coordinación “en el que un Letrado acompaña a un abogado en su primera guardia para ir, así, cogiendo experiencia y dar a conocer el servicio que presta”.

Etiquetas
stats