La crisis del coronavirus retrasa la actualización de la carta de navegación del Aeropuerto

Vista aérea del aeropuerto de Córdoba | TONI BLANCO

“La situación tan excepcional que se está viviendo a nivel mundial en estos momentos está afectando muy severamente al transporte aéreo. Por lo tanto, con objeto de adaptarse y dar cumplimiento a las medidas adoptadas por el Gobierno para hacer frente a la emergencia sanitaria provocada por la propagación del COVID-19, la declaración del estado de alarma y la normativa aprobada durante el mismo, AENA tuvo que paralizar temporalmente las actuaciones que estaban en ejecución antes de producirse la pandemia”.

Esta es la respuesta que ha recibido el senador de Compromís Carlos Mullet cuando ha preguntado al Gobierno por los plazos concretos que maneja para actualizar la carta de navegación del Aeropuerto de Córdoba, vital para que se recuperen los vuelos comerciales.

“Para la reactivación de estas inversiones, AENA ha llevado a cabo un análisis en detalle de la situación actual, habiéndose decidido reanudar los mismos proyectos que ya estaban en marcha y que tuvieron que ser suspendidos, aunque con modificación del calendario de ejecución inicialmente previsto antes de la pandemia”, ha contestado el Ejecutivo en una respuesta parlamentaria, en la que asegura que en este proyecto se incluye al Aeropuerto de Córdoba.

Así, se señala que “en este momento, ENAIRE ha finalizado el análisis de la viabilidad de las diferentes alternativas de procedimientos instrumentales de vuelo para el aterrizaje y salidas al Aeropuerto de Córdoba, siendo este análisis positivo. A finales del mes de octubre de 2019 se presentó la propuesta final a los usuarios del espacio aéreo (compañías aéreas, asociaciones representantes de la aviación general, Colegio Oficial de Pilotos, Asociaciones profesionales de Control...) en la preceptiva fase de consulta a los usuarios del espacio aéreo”, relata el Ejecutivo.

Tras esta fase de consulta realizada por parte de ENAIRE, se inició la fase de validación en tierra y en vuelo, mediante los estudios de simulación y el vuelo de validación de los procedimientos por un avión laboratorio específico para esta tarea. “Esta fase está pendiente de la revisión de los procedimientos instrumentales de vuelo teniendo en cuenta los obstáculos actualizados ubicados en los alrededores del aeropuerto”, expone el Gobierno en la respuesta parlamentaria.

La función básica de los procedimientos de vuelo por instrumentos es la protección de la trayectoria con respecto a los obstáculos en los alrededores del aeródromo para ser sobrevolados con los márgenes de seguridad adecuados. Es por ello que esta fase es crucial para garantizar la seguridad de las operaciones.

“AENA, como gestor aeroportuario, se encontraba realizando un levantamiento topográfico actualizado, tarea que se ha visto interrumpida por debido a las restricciones en movilidad derivadas del estado de alarma a nivel nacional por la crisis del COVID-19”. “Aunque la fecha está condicionada al levantamiento de dichas restricciones, la fecha estimada para disponer de este levantamiento topográfico y poder continuar con las tareas de validación será agosto de 2020”, es decir, el próximo mes, según los cálculos del Ejecutivo.

Por otro lado, ENAIRE ya ha iniciado los contactos con el Ejército del Aire para el establecimiento de los procedimientos de coordinación necesarios para garantizar la seguridad de las operaciones, dado que, debido a las restricciones que impone la cercanía de la ciudad de Córdoba en relación con su sobrevuelo, los procedimientos de vuelo propuestos discurren en una trayectoria cercana a la zona militar de Cerro Muriano.

“Tan pronto se pueda realizar dicho levantamiento topográfico, y se finalicen las tareas de validación con un resultado favorable, se continuará con las tareas de implantación que incluye la aprobación técnica de los procedimientos de vuelo por instrumentos y sus espacios aéreos por la CIDETMA (Comisión Interministerial entre Defensa y Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana), la aprobación del estudio de seguridad por parte de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) y la resolución favorable en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico al estudio medioambiental (MITECO)”, relata el Ejecutivo.

“Tras la obtención de las pertinentes aprobaciones de cada uno de dichos organismos en su ámbito de responsabilidad, se realizará la formación del cambio a los controladores tanto de la torre de control, como del Centro de Control correspondiente y por último la publicación de los procedimientos se realizará en la Publicación de Información Aeronáutica (AIP) antes de su entrada en servicio”. No obstante, no hay una fecha concreta para cuando eso suceda, debido al retraso acumulado por la crisis del coronavirus.

https://cordopolis.es/2020/06/21/el-aeropuerto-actualiza-su-carta-de-navegacion-y-ya-se-puede-usar-por-la-noche-y-en-las-dos-cabeceras/

Etiquetas
stats