El crack del turismo en verano provocó pérdidas de 63 millones en los alojamientos de Córdoba

Reapertura de la Mezquita Catedral  | ÁLEX GALLEGOS

Los efectos de la pandemia del coronavirus en el turismo han hecho que el verano de 2020 en Córdoba haya sido una pesadilla para el sector del alojamiento. Las cifras del batacazo económico son impresionantes. Según la consultora Adeitur, los establecimientos hoteleros y apartamentos de Córdoba han perdido 64 millones de euros si se compara con el verano del año 2019.

A pesar de ello, según explica el consultor Antonio Ramos, Córdoba y Jaén son las provincias andaluzas que menos han perdido en términos absolutos. El consultor ha analizado el tercer trimestre de 2019 (julio, agosto y septiembre) y lo ha comparado con el mismo periodo de 2020 tomando como referencia los datos del Instituto de Estadística y Cartográfica de Andalucía (IECA), así como la Encuesta de Coyuntura Turística de Andalucía (ECTA) y el Instituto Nacional de

Estadística (INE).

Según la consultora, Córdoba ha recibido este verano 264.652 viajeros menos que en 2019, lo que se ha traducido en 1.160.057 pernoctaciones menos en los establecimientos de alojamiento de la provincia. En números redondos, en los meses de julio, agosto y septiembre, se hospedaron en Córdoba 237.025 personas, por los 501.677 del año anterior.

Y, si en el verano de 2019, las noches de hotel fueron 2.131.298, este verano han sido 971.241. La caída en los ingresos ha sido del 51,93%.

Datos andaluces

A nivel andaluz, la consultora destaca que la comunidad ha conseguido pasar el verano con descensos por debajo de la media del territorio nacional, con una diferencia de unos 10 puntos. Sevilla es la provincia andaluza que más perjudicada se encuentra, pues ha sufrido una caída 1,38 millones de pernoctaciones en establecimientos hoteleros, lo que le supone un descenso respecto al veranos de 2019 de un 74,34%. De estos, 1,08 millones son de extranjeros.

Por el contrario, tanto Jaén, Huelva y Cádiz, son las provincias cuyos descensos han sido menos acentuados, aunque también preocupantes. Las disminuciones de pernoctaciones respecto al verano del año pasado han sido el 32,44%, 44,66% y 44,4% respectivamente.

En el verano de 2019, la cantidad de ingresos que dejaron los turistas en Andalucía se estima en más de 6 mil millones de euros. Hablamos del gasto medio diario de los turistas, en función a la estancia media de los turistas

y al número total de turistas que han pernoctado en todo tipo de alojamiento reglado sumado a segundas residencias y casas de amigos y familiares.

Andalucía ha superado los 3.000 millones de euros menos de ingresos respecto al verano del ejercicio anterior. De estos 1.239 millones los ha perdido solamente Málaga seguida a distancia de Cádiz, con 500 millones menos y Granada con 418 millones de euros de pérdida.

La mala imagen internacional

Para Antonio Ramos, ahora es el momento de empezar a reforzar la promoción turística de Andalucía en los mercados exteriores para recuperar el sector turístico de forma eficaz y completa. "Pensemos que más de la mitad de las pernoctaciones totales en 2019 fueron de extranjeros (53%, 55 millones) y muchos touroperadores

están pensando no plantear itinerarios turísticos hacia España hasta otoño 2021. La imagen de la Marca- España está actualmente muy dañada como así se ha expuesto en la última Feria de Turismo de Japón, (Jata2020)", señala el consultor, que aboga por "ambiciosas campañas de comunicación para que se vaya percibiendo poco a poco la imagen de Andalucía Segura en los mercados exteriores"-

A su juicio, el turismo será uno de los sectores económicos que más tarde inicie su recuperación, aunque, "cuando eso suceda, el ritmo de crecimiento será mayor que otros sectores, siendo un elemento tractor de la totalidad del sector servicios".

Etiquetas
Publicado el
6 de noviembre de 2020 - 03:30 h
stats