El Cordobés vuelve a cortar dos orejas a sus 77 años

.
El vigésimo quinto festival taurino contra el cáncer tiene como protagonista a Manuel Benítez, que se volvió a vestir de corto ante más de media entrada en el Coso de los Califas

Manuel Benítez El Cordobés tiene 77 años y cualquiera lo diría. El diestro palmeño, considerado califa del toreo, volvió a vestirse de corto ayer para cortar dos orejas en el vigésimo quinto festival taurino contra el cáncer. En la puerta del Coso de los Califas de Córdoba está grabado en azulejo su nombre, como sexto califa del toreo. En azulejo, pone 2002 como el año en el que se cortó la coleta. Pero El Cordobés no se quiere retirar nunca y a sus 77 años ayer se volvió a vestir de corto para convertirse en el protagonista de un espectáculo en el que estuvo acompañado por Fermín Bohórquez, Juan Serrano Finito de Córdoba, José Luis Torres, Julio Benítez El Cordobés, hijo y el novillero Israel de Córdoba.

El Cordobés salió a hombros de su propio hijo, Julio Benítez, después de cortar dos orejas en un espectáculo que hizo las delicias de los asistentes. El Cordobés, que ya había advertido que la edad era lo de menos y que ya había estado entrenando duro para enfrentarse a un toro, puso en pie a una plaza de toros que él mismo inauguró. Israel de Córdoba y Julio Benítez también se llevaron dos orejas. Finito y Bohórquez una, por su parte, al igual que José Luis Torres.

Etiquetas
stats