Córdoba registra el mes más caluroso de su historia reciente

Un hombre refrescándose en el patio de los Naranjos | TONI BLANCO

Hay quien no se entera. O peor aún, quien no quiere enterarse. Solo tendrán que darse una vuelta por los comentarios en el Facebook del periódico a esta noticia. La mayoría ni habrá leído estas líneas. Hay quien se molesta con las predicciones y con las noticias de los avisos. Sobre todo este mes, una tras otra. Molesta que se batan en cascada récords tras récords. "Todos los años son récords, todos los veranos son récords", nos dicen en un tono de va a venir usted a contarme historias. Como si en Colectivo Meteofreak nos estuviésemos inventando algo. O como si nos hiciera gracia contarlo. Todos los récords son por calor. Y no solo se dan en Córdoba. Ocurren en toda España (de 2012 a 2015 se batieron más de 300 récords de calor por poco más de 50 de frío). O pregunten por Siberia, con la anomalía positiva de temperatura más grande y persistente que se conoce allí ocurrida estos meses de atrás. Pero aquí estamos acostumbrados, dicen. Un espejismo en el pensamiento de quienes ven esto como algo normal. Porque claro, es Córdoba. No va a nevar en julio, ¿verdad?

Volviendo al nuevo topetazo que nos ha regalado la realidad, el mes de julio de 2020 será recordado (o seguramente no, visto lo visto) como el mes en el que, sin calores de récords en las máximas (siempre llamativas en los telediarios y en los selfis en termómetros que no sirven para nada), se vivió el mes más caluroso que se ha registrado en la historia reciente de Córdoba. Como mínimo en más de 60 años. Esto no es nuevo, es decir, el hecho de batir este récord. Y que no sea nuevo no quiere decir que no sea una barbaridad (porque es otro récord, esto es, más calor). En julio de 2015, las altas temperaturas, como este año, no dieron tregua. Con 18 máximas superiores a 40 °C y 19 mínimas por encima de 20 °C aquel julio dejó una media mensual de 30.5 °C, con un récord en la media de las máximas que aún perdura: 40.3 °C (récord de Europa en estaciones de primer nivel, las llamadas estaciones principales en España). Nunca un mes había registrado 30 °C de media en la tierra del calor. Y todavía menos 40 °C en la media de las máximas. Julio de 2016 volvió a esa cifra (30.0 °C), en un mes parecido al del año anterior. En 2020, julio ha cambiado las tornas en cierta manera. La media de las máximas ha cedido algo de protagonismo a una media de las mínimas que ha sido de récord (que también tenía julio de 2015), por no decir de barbarie. No solo lo ha sido de julio, sino para cualquier mes. Aunque hizo calor sin descanso por las tardes, las noches y las madrugadas fueron aún más determinantes para un récord que se suma a la larga lista de los 10 últimos años.

https://cordopolis.es/2019/12/08/cordoba-ha-tenido-12-records-de-calor-por-cada-record-de-frio-desde-2011/

Julio de 2020 ha dejado en el aeropuerto de Córdoba una media de 30.7 °C. Es el mes de julio más caluroso y también el más caluroso de los 735 meses (185 de verano) con datos desde abril de 1959. Es también el mes más caluroso registrado en España en una estación principal de la AEMet (ya que el récord lo tenían los observatorios de Murcia, Sevilla Aeropuerto y Jaén, con 30.6 °C). El mes ha estado apoyado en un récord en la media de las mínimas con 21.7 °C, que ha superado en nada más y nada menos que 1 °C el anterior récord (julio de 2015). Es también récord absoluto para cualquier mes, por delante de agosto de 2010. Evidentemente, la media de las máximas no ha sido precisamente baja: 39.8 °C. Se coloca como el segundo valor más alto de toda la serie de datos, solo por detrás de los mencionados 40.3 °C de julio de 2015. Todas las medias han acabado rondando los 3 °C de anomalía positiva respecto al período 1981-2010.

Todos los días del mes, excepto el 9 de julio, estuvieron por encima de sus medias. Desde el 5 de julio las temperaturas fueron muy altas de forma persistente en el tiempo, hasta final de mes. En total se dieron 25 mínimas superiores a 20 °C, récord absoluto para julio y para cualquier mes, y 16 máximas superiores a 40 °C, segundo registro más alto de siempre también por detrás de julio de 2015 (18). La máxima diaria más alta fue de 43.9 °C el día 26. En otros cuatro días se superaron los 42 °C. La máxima diaria más baja (la tarde más "floja") se quedó en 35.5 °C el día 9. Esta máxima es también récord: es la máxima inferior más alta registrada en julio, por delante de los 35.3 °C que hubo el 31 de julio de 2015. La mínima más alta ocurrió el día 30 con 24.6 °C (no fueron los 25.6 °C que hubo al amanecer del día 21, ya que llovió y bajó a 24.2 °C a las 11 de la mañana). La mínima más baja fue el día 3 con 17.3 °C.

Sin olas de calor a nivel local (porque Córdoba Aeropuerto no ha llegado al criterio técnico de la agencia -tampoco San Sebastián o Bilbao, que solo tuvieron un día muy fuerte de calor-), con la sensación de "el calor de siempre" en la ciudadanía por ser Córdoba y sin una nota informativa oficial siquiera durante el mes (solo hubo un aviso especial por ola de calor a final del mismo, cuando el calor se extendió al centro y norte peninsular), Córdoba vuelve a registrar un peligroso récord solo cinco años después del anterior en la media del mes más caluroso. Los avisos por temperaturas máximas, pese a estar activados la friolera de 27 de los 31 días del mes, cayeron en la inocuidad de una normalidad de récords y calores persistentes que siguen siendo realmente fenómenos anormales, aunque en un futuro cercano acaben siendo también parte de esas nuevas normalidades de las que tanto se habla hoy día. Hay que resaltar también que, debido a la isla de calor nocturna, la ciudad hace frente a temperaturas de entre 2 y 3 °C más altas prácticamente todas las noches del verano, a las que no se ha hecho mención en ningún momento durante el mes en los avisos diarios de la AEMet (hecho que sí ocurrió en Extremadura, por ejemplo).

Quizás sea hora de revisar la emisión de notas, umbrales de avisos (avisos nuevos, como los de mínimas) y criterios de olas de calor (que no tienen en cuenta precisamente las mínimas). O incluso llegar con mensajes a los dispositivos digitales haciendo hincapié en episodios como el ocurrido y en que esto no tiene nada de normal. Tampoco sirve de nada tener un mapa de Sanidad con el riesgo diario por calor si no llega a nadie. Sigue faltando información y sigue faltando saber comunicarla en lo relevante. Que nadie olvide que el calor es el fenómeno meteorológico que más muertes ha causado en España y en Córdoba este siglo.

En definitiva, Córdoba se ha comido con patatas el mes más caluroso de siempre como si no hubiese pasado nadacomido con patatas . Pero como diría Ignatius Farray en La Vida Moderna (Cadena SER) haciendo un paralelismo con "es el mercao, amigo" de Rodrigo Rato, "es el calor de siempre ¡niño! ¡Niño! ¡El calor!".

Fuente: AEMet / INE. Toda la información analizada y comparada históricamente a partir de las citadas fuentes ha sido realizada por el autor de esta noticia. No existe en otro sitio. 

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
Publicado el
1 de agosto de 2020 - 04:30 h
stats