Córdoba pierde 2.500 funcionarios y trabajadores públicos en un año

Protesta del CSIF Sanidad en una imagen de archivo | MADERO CUBERO
CSIF denuncia la alarmante falta de personal público | Según Hacienda, en Córdoba hay 43.709 trabajadores públicos, un 5% menos que hace justo un año

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, de Córdoba alerta de que la pérdida de empleo público se intensificó durante el pasado año, un hecho que contrasta con el optimismo de los representantes políticos al hablar de recuperación económica. Según el Boletín Estadístico del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas, editado por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, Córdoba tenía un total de 43.709 trabajadores públicos el 1 de enero de 2016 –últimos datos disponibles-. Son 2.466 menos que en la misma fecha de 2015, lo que supone una merma superior al 5%. En Andalucía la reducción ha sido similar mientras que a nivel nacional fue de sólo el 1%.

El informe destaca que la administración que destruyó más empleo público en Córdoba durante el pasado año fue la local. Los ayuntamientos y la Diputación contaban a principios de 2016 con una plantilla formada por 10.330 trabajadores, un 19% menos que 12 meses antes. La presidenta de CSIF Córdoba, Dolores Navajas, muestra su preocupación por este hecho ya que de estas administraciones dependen servicios muy sensibles para la ciudadanía como es el caso de la Policía Local y los servicios sociales, entre otros.

Desde CSIF, primera fuerza sindical de la Función Pública andaluza, se recuerda que la pérdida de empleo público en los últimos cinco años ha sido permanente en Córdoba. Según el citado boletín, en 2011 el personal de las administraciones en la provincia alcanzaba las 48.159 personas. Esto supone que desde ese momento la disminución de puestos de trabajo ha llegado a 4.450 personas, lo que supone una pérdida del 9 por ciento desde el punto de vista relativo.

Todas las administraciones han destruido empleo en el último lustro. El ámbito institucional en el que la reducción de puestos ha sido mayor en este periodo ha sido la Junta de Andalucía, ya que en este caso se han perdido 2.383 empleos, quedándose el total en 23.309. CSIF da mucha relevancia a este dato, ya que dentro de la Administración autonómica se incluyen áreas tan importantes para la sociedad como la enseñanza y la sanidad. En el primero de estos servicios se han quedado por el camino más de un millar de empleos desde 2011, mientras que en los hospitales y centros de salud cordobeses las plantillas han decrecido en cerca de 600 personas. En lo que respecta a la Administración General del Estado (AGE), el número de trabajadores en la provincia ha descendido en 734, mientras que en los ayuntamientos y la Diputación cuentan con 1.127 empleados menos. La plantilla de la Universidad de Córdoba (UCO) está compuesta por 206 personas menos que hace cinco años.

La máxima representante de CSIF en Córdoba considera "urgente" la generación de puestos de trabajo en el ámbito público a fin de que la calidad de los servicios prestados a la ciudadanía sea la adecuada y no se produzcan problemas como el aumento de la listas de espera en los centros sanitarios. A su juicio, ésta también sería una buena forma de luchar contra la lacra del desempleo existente en la provincia con una tasa de paro superior al 28%. Navajas recuerda que CSIF lleva denunciado desde hace algunos años la destrucción de empleo público.

CSIF reclama gestos con unos empleados públicos que han sostenido los servicios públicos a pesar de los recortes, manteniendo el sistema para que éstos no afectasen a la atención que ofrecen a la ciudadanía. En este sentido, Navajas pide el cumplimiento en el plazo más breve posible del acuerdo firmado el pasado 2 de junio con la Junta de Andalucía para la recuperación de varios derechos sociolaborales perdidos por los trabajadores públicos durante la crisis, como es el caso del pago de la totalidad de la paga extra de 2012 o la restitución de las 35 horas semanales.

Etiquetas
stats