Córdoba pasa su tercer día de perol al fuego: 42,7 grados

.
La capital vuelve a sufrir otra jornada de calor con una mínima de 21,8 grados

Calles desiertas invadidas por una atmósfera caliente que cae como una losa sobre los incautos que boquean como peces fuera del agua en las horas centrales del día. Esa es Córdoba en verano, una especie de perol al fuego. Una sensación de cocción que se deja sentir especialmente en días como los de esta semana, que están dejando las temperaturas máximas del estío. Hoy se han alcanzado los 42,7 grados a las 18.10, según datos del Observatorio Meteorológico del Aeropuerto. La mínima ha sido también alta, fijándose en los 21,8 grados, lo que supone que se ha podido rebasar el llamado umbral del sueño (unos 22 grados) que marca la temperatura a partir de la cual cuesta quedarse dormido.

La de hoy es la tercera jornada de fuerte calor que supera los 40 grados y que Córdoba ha vivido bajo alerta naranja en la Campiña. Según los datos aportados por la estación meteorológica del Aeropuerto de Córdoba, ayer, las 17.20 del mercurio marcó su temperatura máxima: 42,9 grados. Este dato supone un récord absoluto en este verano no sólo en la capital, sino en toda España. Un día antes se alcanzaron los 41,5 grados a las 17.00. La cifra aún está lejos de la máxima histórica de todos los tiempos, medida en julio de 1995 cuando el mercurio se acercó a los 47 grados.

El calor empezará a bajar a partir de mañana de forma ligera pero se espera que durante el fin de semana el descenso sea mucho más brusco marcando hasta ocho grados menos, según informan fuentes del Observatorio Meteorológico del Aeropuerto de Córdoba.

Etiquetas
stats