El Consistorio admite errores en las dietas de los 'minialcaldes'

Imagen del Ayuntamiento de Córdoba | MADERO CUBERO
Un informe de Participación Ciudadana asegura que solo en 2013 hubo delegados de Alcaldía que acudieron a más reuniones de las permitidas

Una alegación de la Delegación de Participación Ciudadana asegura que solo en 2013 hubo delegados del alcalde que asistieron a más reuniones del órgano de Coordinación de Barriadas Periurbanas de las que se podía. La alegación ha sido presentada al informe de la Intervención municipal del Ayuntamiento en el que detectó 35.620 euros que presuntamente fueron cobrados indebidamente por los seis representantes de Alcaldía en las barriadas periféricas, esto es: Alcolea, Cerro Muriano, El Higuerón, Santa Cruz, Trassierra y Villarrubia. El citado informe, según las fuentes consultadas por este medio, ha revisado todas y cada una de las reuniones celebradas durante los años 2012, 2013 y 2014.

El documento está ahora en fase de alegaciones. La primera que ha recibido, según avanzó ayer El Día de Córdoba, se corresponde con Participación Ciudadana, que admite errores pero que solo los circunscribe al ejercicio de 2013. Así, según el informe, la delegada en El Higuerón la superó en "tres sesiones", mientras que los representantes de Cerro Muriano y Santa Cruz acudieron a una más de las permitidas.

Las normas de funcionamiento de este órgano, dependiente del Área de Participación Ciudadana, fijaron en su día 53 reuniones anuales, una por semana, y siempre que hubiese asuntos que tratar. La dieta, o "indemnización por asistencia a órgano colegiado", que se fijó por reunión fue de 200 euros brutos. Siempre según las fuentes consultadas, a fecha de hoy, la cantidad neta que tendrían que reintegrar por cabeza los representantes de la Alcadía rozaría los 6.000 euros, a esto hay que sumarle la retención de Hacienda (45%) y los intereses, que también se exigirán, lo que dejaría un monto total cercano a los 54.000 euros que tendrían que reintegrarse a las arcas municipales.

¿Cuál es el problema? Según las fuentes consultadas, cada uno de los denominados ‘alcaldes de barrio’ ha cubierto el cupo de 53 reuniones, pero no se ha respetado la norma de un encuentro por semana. De esta manera, Intervención ha detectado semanas en las que se han celebrado hasta tres reuniones. Si uno o varios representantes no podían un día se celebraba una segunda o una tercera reunión, lo que incumple la norma de una sola reunión semanal y además la exigencia de quórum, fijada en un mínimo de tres representantes más el secretario.

En definitiva, lo que señala el informe de Intervención es que se celebraron más reuniones de las fijadas y que en muchas de ellas no había los representantes mínimos para que se pudiera celebrar, conforme a lo que marca el régimen jurídico de las Administraciones. Esas reuniones de más tampoco fueron justificadas con carácter extraordinario. Una vez que se resuelvan las alegaciones, el informe se llevará el Pleno municipal.

Etiquetas
stats