El conflicto de la Policía Local de Pozoblanco se deja sentir en el Pleno

.
Los agentes reparten octavillas denunciando las palabras del primer teniente de alcalde Benito García en las que criticaba la retención de un autobús municipal por parte de los policías

El Ayuntamiento de Pozoblanco celebró anoche su primer Pleno del curso político que comienza en septiembre. Y lo hizo con tensión. Según avanzó ayer el diario local www.hoyaldia.com un grupo de agentes repartió octavillas en las que se podían leer duras palabras hacia el primer teniente de alcalde, Benito García, que también es concejal de Urbanismo, Obras, Servicios, Medio Ambiente, Seguridad Ciudadana y Protección Civil. Según el pasquín, García criticó la retención de un autobús municipal por parte de la Policía Local como una forma “de secuestrar a los viajeros” dentro del conflicto que vive el Gobierno local con los agentes. Los policías, que reclaman mejoras salariales, afirman que García, con estas supuestas declaraciones que realizó a una emisora de radio, ha “subestimado, despreciado y pisoteado la labor de la Policía Local” de Pozoblanco.

En su escrito, los agentes tachan las palabras del primer teniente de alcalde de “irresponsables” y alertan de que “en una sociedad democrática y seria, estas declaraciones intencionadas, que minan y socaban los principios de legalidad y autoridad, ponen en riesgo la seguridad pública, provocan en algunos ciudadanos desconfianza e instigan reacciones adversas hacia los agentes, que pueden devenir en consecuencias inimaginables ante la falta de respeto y consideración debidas”.

Los policías terminan reclamando que los concejales denuncien las supuestas declaraciones de García “desmarcándose de las mismas y dejando claro que esta ciudad merece otro tipo de dirigentes para el Cuerpo de Policía, que respeten a sus subordinados y asuman el juego limpio y los principios democráticos como regla suprema”.

Etiquetas
stats