Condenado por maltratar a su esposa pero absuelto de la acusación de violación

Fachada de la Audiencia Provincial de Córdoba | MADERO CUBERO

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Córdoba ha condenado a W. K. M. T. a una pena de cuatro años y dos meses de cárcel por maltratar a su esposa. Sin embargo, ha sido absuelto de la acusación de agresión sexual y violación que le reclamaba la Fiscalía Provincial de Córdoba. En total, la Fiscalía pedía 16 años de cárcel contra este hombre, que está en prisión preventiva desde el pasado 22 de diciembre.

La Sección Tercera no considera probada la acusación de agresión sexual (por la que se le pedían diez años de cárcel) ni tampoco la de violación, pero sí los delitos de maltrato y dos delitos más contra la intimidad. Así, se considera probado que el encartado mantuvo una relación con la víctima que inició en diciembre de 2012. En junio de 2014 decidieron irse a vivir juntos. No obstante, desde el inicio de la relación el hombre "ha empujado" a la mujer en reiteradas ocasiones, insultándola y llamándola "puta", "guarra" o "me das pena". Además, asegura que intentó que no se relacionara con otras personas.

Los hechos se agravaron en marzo de 2015. Al parecer, el hombre sospechó que la mujer mantenía una relación con otra persona. Por eso dejaba el teléfono en su casa para grabar las posibles conversaciones de su pareja. Así grabó a la mujer hablando con otro hombre. Cuando el acusado regresó y escuchó la grabación golpeó a la mujer.

El 20 de diciembre de 2015, el acusado regresó a su casa y mantuvo relaciones sexuales consentidas con la mujer. Cuando concluyeron el hombre recriminó a la mujer que tenía relaciones con otro hombre, y comenzó a darle bofetadas en la cara y en las nalgas. Tras ello abandonó la casa, pero regresó a los 15 minutos, volviendo a agredir a la mujer.

La mujer pasó la tarde en el dormitorio. El hombre volvió a entrar y le puso la grabación de su móvil. Finalmente, y ante la resistencia de la víctima, el acusado se abalanzó sobre ella, "le levantó las piernas, le quitó el pijama y tras bajarle los pantalones la penetró vaginalmente" mientras la mujer trataba de apartarlo con los puños. Sin embargo, la Audiencia Provincial considera que estos hechos no han sido probados, tal y como reclamaba la Fiscalía Provincial.

Etiquetas
stats