El comercio minorista acusa a la Junta de mirar para otro lado en la Cámara

Imagen de la mesa directiva de la Cámara de Comercio | MADERO CUBERO
“Es un un ejercicio de dejación de responsabilidad para no tomar decisiones que afecten a los poderes fácticos” asegura la nota contra la Admistración regional que emplea “circunloquios jurídicos de escaso valor” para no suspender los órganos camerales

Malestar, y mucho en el pequeño comercio. La decisión de la Dirección General de Comercio de no intervenir la Cámara de Comercio y suspender sus órganos directivos por la falta de explicaciones del presidente, Ignacio Fernández de Mesa, sobre los supuestos gastos irregulares en su gestión, que se abordaron en un pleno extraordinario del pasado mes de abril.

La Junta comunicó el martes que no consideraba proporcionado ni mesurado ejercer su papel de tutela y suspender los órganos camerales, rechazando la reclamación formulada por el vocal de Comercio, Alfonso Alcaide que vaticinó que “luego vendrán las justificaciones lastimeras” por la gestión de los fondos públicos. Acerca de los motivos expresados por la Administración regional, la opinión del comercio minorista es que son meros “circunloquios jurídicos de escaso valor con el fin de evitar tomar una decisión que significase un antes y un después en su obligación de vigilancia”.

La solución que ha adoptado la Dirección General de Comercio de remitir los presupuestos y las actas a la Cámara de Cuentas no deja tampoco satisfechos a los comerciantes que consideran que cuando este organismo decida, lo más seguro es que los hechos denunciados hayan prescrito algo que “no sería perverso pensar que eso es lo que persigue la Consejería de Turismo y Comercio”.

La última pulla a la Junta se refiere a que en su dictamen no haya entrado a valorar la denuncia de Alcaide, referida a la falta de información y de documentación por parte de la Cámara de Comercio. La nota hecha pública ayer considera que el comportamiento de la Administración regional es idéntico al de la institución cameral y que cuando se habla de defensa de la transparencia y de la participación “se hace de boquilla”.

Etiquetas
stats